Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Liberan el secreto para producir morfina

Un nuevo estudio revela las dos enzimas necesarias para la síntesis de la morfina en las plantas. La investigación, publicada esta semana en la revista Nature Chemical Biology, hará posible una mayor producción de este importante analgésico y de las sustancias químicas relacionadas.

El cultivo de la adormidera de opio continúa siendo el único origen comercial para la morfina, la codeína y la oxicodona. Foto: Ben Heine.

La morfina se obtiene de la adormidera de opio gracias a un largo proceso. Dos enzimas, que hasta ahora no se habían detectado y que están implicados en la biosíntesis de la morfina, han sido identificados en una nueva investigación, realizada por dos investigadores de la Universidad de Calgary (Canadá), como dioxigenasas sin grupos hemo, que se encuentran en la adormidera y en ninguna otra planta.

“Con este descubrimiento se completa la ruta de biosíntesis que tiene como fruto este importante medicamento”, explican los autores. “Esto debería abrir el camino para estrategias biotecnológicas destinadas a optimizar la producción de morfina, así como a redirigir la ruta hacia compuestos relacionados, como la codeína y la oxicodona”, añaden.

Jillian Hagel y Peter Facchini, autores principales de este estudio, utilizan ya hoy una planta mutante como punto de partida para su trabajo como detectives enzimáticos. Su hallazgo, que aparece publicado esta semana en la revista Nature Chemical Biology, podría representar una alternativa a la agricultura convencional respecto a los costes de producción y la regulación de las sustancias controladas.

Los autores afirman que “estos nuevos enzimas podrían tener implicaciones de gran importancia en el plano industrial, farmacéutico y socioeconómico”, ya que la mayor parte de la morfina que se extrae legalmente de la adormidera se trata sintéticamente para obtener codeína, un analgésico “más versátil y antitusígeno (para tratar la tos y condiciones similares)”.

Las propiedades farmacéuticas de la adormidera (Papaver somniferum L.) se reconocen desde los albores de la civilización. El cultivo legal de esta planta continúa siendo el único origen comercial para varios fármacos, como la morfina, la codeína y derivados semisintéticos como la oxicodona.

-------------

Referencia bibliográfica:
Jillian M Hagel y Peter J Facchini. “Dioxygenases catalyze the O-demethylation steps of morphine biosynthesis in opium poppy”. Nature Chemical Biology, 15 de marzo de 2010.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
La vacuna contra la gripe, aliada frente al coronavirus en 2020

Comienza la campaña de vacunación de la gripe y, este año, los expertos piden más que nunca reforzar la inmunización. El objetivo es evitar complicaciones y fallecimientos en personas vulnerables y evitar una sobrecarga en el sistema asistencial ante la coexistencia de la epidemia con la pandemia de covid-19.

Jaime Signes-Costa, neumólogo
“Cuando los pacientes son dados de alta les quedan secuelas, no es una curación completa”
Adeline Marcos

Casi 1,7 millones de personas se han recuperado de la COVID-19 en todo el mundo, pero muchas sufren efectos secundarios de los que aún se conoce poco. El jefe de servicio de Neumología del Hospital Clínico Universitario de Valencia lidera un proyecto que pretende saber de forma precoz quiénes pueden presentar alteraciones funcionales respiratorias a corto y medio plazo.