Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Logrado el cultivo a gran escala del cardo para la producción de biomasa

Investigadores de Universidad Politécnica de Madrid, en colaboración con la Universidad Técnica de Lisboa y la Universidad de Évora, presentan los primeros resultados conocidos hasta la fecha del cultivo a gran escala del cardo para la producción de biomasa.

Plantación de cardo en Beja, Portugal. Imagen: UPM

La biomasa es una energía renovable de reconocida importancia en Europa que está siendo promovida tanto por razones medioambientales como económicas y geoestratégicas, especialmente desde la existencia de la Directiva 2009/28/CE de Energías Renovables.

Su importancia para la política energética de Europa se basa en tres hechos: es una energía gestionable que tiene un gran potencial de producción; posee gran versatilidad para su conversión energética (biocombustibles sólidos, líquidos como bioetanol y biodiesel, gaseosos como el biogás, y biocombustibles de segunda generación) y permite el desarrollo del concepto de agro-industrias y bio-refinerías.

En los últimos años se han propuesto distintas especies vegetales como potenciales cultivos energéticos para la producción de biomasa, con los que se ha llevado a cabo un gran esfuerzo de investigación y desarrollo. Aunque para cualquier nuevo cultivo el salto desde el nivel de experimentación al nivel de gran escala resulta crucial, en el caso de los cultivos energéticos es esencial.

Para la utilización energética de la biomasa son necesarias grandes cantidades de materia prima, que debe producirse en grandes plantaciones en las que se logren las máximas producciones con los mínimos consumos de materias primas y de energía. Es decir, las plantaciones deben manejarse siguiendo criterios de sostenibilidad y utilizando técnicas agrícolas extensivas.

El Grupo de Agroenergética de la Universidad Politécnica de Madrid (GA-UPM) inició en la década de 1980 los primeros estudios sobre cultivo y domesticación del cardo Cynara cardunculus L. para la producción de biomasa y semillas oleaginosas, liderando en el período 1980-96 tres proyectos financiados por la UE para el ensayo e introducción de este cultivo en diversos países europeos. Desde que se iniciaron las investigaciones, se ha avanzado significativamente en el conocimiento del cultivo del cardo con las contribuciones de éste y otros grupos de investigación y el apoyo de diversos proyectos de I+D nacionales y europeos.

Precisamente, el trabajo que se presenta(1) es fruto de un proyecto europeo, el proyecto INTERREG IIIB ECAS que, liderado por el Instituto Superior de Agronomía de la Universidad Técnica de Lisboa, contó con la contribución del GA-UPM. El objeto del trabajo fue el de escalar el cultivo energético del cardo y conocer su comportamiento cuando se cultiva a gran escala en condiciones de clima mediterráneo.

Para ello se utilizó una plantación de cardo de 77,4 hectáreas, situada en las proximidades de Beja (Portugal), y se analizó el desarrollo del cultivo a lo largo de toda la superficie de plantación mediante vuelo aéreo con resolución espacial de 0,5 metros, así como los resultados de producción de biomasa lignocelulósica y de semilla oleaginosa. Tanto el establecimiento como el manejo del cultivo se realizaron mediante técnicas agrícolas comunes típicas de cultivos extensivos.

Este trabajo supone el primer registro de plantación a gran escala del cultivo energético del cardo documentado en una revista de investigación. Los resultados obtenidos abren nuevas vías para la optimización de la fitotecnia del cardo y son de utilidad tanto para la comunidad científica como para empresarios e inversores agrícolas interesados en la explotación del cardo como cultivo energético; un ejemplo es el hecho de que, con posterioridad a este trabajo, se han implantado algunos miles de hectáreas de este cultivo en Europa.

Referencia bibliográfica:

GOMINHO J., LOURENCO A., PALMA P., LOURENCO M.E., CURT M.D., FERNÁNDEZ, J., PEREIRA H. (2011). "Large scale cultivation of Cynara cardunculus L. for biomass production. A case study". Industrial Crops and Products 33: 1-6. (doi:10.1016/j.indcrop.2010.09.011)

Fuente: Universidad Politécnica de Madrid
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Nuevo robot para monitorizar las viñas

Investigadores de la Politécnica de Valencia han desarrollado VineScout, un robot autónomo equipado con sensores y visión artificial que estima las necesidades hídricas y otros parámetros de la vid. Con su ayuda, el viticultor puede optimizar el riego y planificar la vendimia de forma más eficiente.

La capacidad de los suelos forestales para almacenar carbono está sobreestimada

Los modelos climáticos actuales incluían una hipótesis que indicaba que la biomasa de las plantas y el carbono del suelo aumentarían de forma conjunta a lo largo de este siglo. Ahora, un estudio publicado en Nature asegura que no es así, por lo que plantas y suelo no podrán absorber a la vez más CO2, con consecuencias climáticas.