Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los papás también son capaces de reconocer el llanto de su bebé

El padre es tan hábil como la madre para reconocer a su hijo cuando le oye llorar. Esta conclusión, a la que han llegado científicos franceses, desmiente la creencia popular de que las mujeres poseen un ‘instinto maternal’ que favorece sus competencias en la cría del niño. La diferencia viene marcada por el tiempo que cada uno de los padres pasa con el bebé, más que por el sexo.

La experiencia ayuda a los padres a identificar el llanto de su bebé. / Andreas Bauer

Popularmente se tiende a creer que la mujer posee un ‘instinto maternal’ que le ayuda a entender las necesidades del bebé y cuidar de él mejor que su pareja del sexo opuesto.

Un estudio publicado hoy en Nature Communications desmonta en parte esta teoría al demostrar que tanto el padre como la madre son igual de buenos reconociendo a su hijo solamente oyendo su llanto. La capacidad de identificar al bebé propio cuando llora no depende del sexo del progenitor, sino del tiempo que pasa con su pequeño.

“Hasta ahora yo había estudiado la comunicación entre padres y crías en varias especies animales y me sorprendió muchísimo cuando vi lo poco que sabemos sobre el bebé humano”, explica a SINC Nicolas Mathevon, autor principal del estudio.

Según el trabajo, lo que realmente marca la diferencia en la capacidad de identificar al niño con solo oírle es cuánto tiempo pasa el progenitor junto a él. “Esto sugiere un papel importante de la experiencia, más que predisposiciones innatas específicas del sexo”, dice Mathevon.

Aunque esta investigación no compara cuál de los dos progenitores es mejor a la hora de interpretar por qué llora el bebé, Mathevon asegura que ese “será el segundo paso del estudio”.

Lo que realmente mejora la capacidad de identificar al niño con solo oírle es pasar más tiempo con él

Otras investigaciones semejantes realizadas en las décadas de los 70 y los 80 llegaron a la conclusión de que las madres eran más eficaces que los padres a la hora de reconocer a su bebé, pero ninguno de ellos tenía en cuenta el tiempo que cada uno de los dos pasaba con el niño.

El estudio recalca también que el contacto diario con otros bebés perjudica la capacidad de reconocer al propio. Los científicos sugieren que esto podría estar asociado a una estrategia adaptativa. “Cuando oyes un bebé llorando y no estás absolutamente seguro de si es el tuyo, es mejor echar un vistazo para asegurarte”, señala Mathevon.

Menos testosterona al ser padre

Debido a que los niveles de testosterona de los hombres bajan cuando se convierten en papás, los autores sugieren que futuros estudios serían útiles para determinar la relación entre la situación hormonal y la capacidad de reconocimiento de los padres.

Para hacer el experimento se grabaron los llantos espontáneos de 29 bebés durante el baño y se pusieron las grabaciones a los progenitores sin decirles cuál era la de su niño. Participaron familias de Francia y de la República Democrática del Congo, con el fin de minimizar las diferencias culturales.

No se encontraron diferencias entre los dos grupos de nacionalidades, ni en función de la edad y el sexo del bebé, o el número de hijos de la pareja.

Referencia bibliográfica

E. Gustafsson, F. Levréro, D. Reby, N. Mathevon. “Father are just as good as mothers at recognizing the cries of their baby” Nature Communications, Marzo 2013 DOI:10.1038/ncomms2713

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Luis Liz-Marzán y Carlos Simón reciben los Premios Lilly de Investigación Biomédica 2021

La Fundación Lilly ha reconocido las trayectorias de Luis Liz-Marzán y Carlos Simón en las categorías preclínica y clínica, respectivamente. El primero, por sus estudios en nanociencia y nanomedicina y potenciales aplicaciones en la detección, diagnóstico y terapia de enfermedades como el cáncer. El segundo, por sus trabajos sobre fertilidad humana e investigaciones para comprender el comportamiento del endometrio.

El nuevo tratamiento para el alzhéimer aprobado por la FDA genera controversias

Por primera vez desde 2003, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ha aprobado un medicamento para el tratamiento del alzhéimer. La decisión ha suscitado una gran polémica ya que no cuenta con grandes resultados probados.