Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Nueva terapia para el tratamiento del ictus en pacientes diabéticos

Científicos de Navarra han desvelado que la administración de la proteína MMP-10 tras un ictus reduce el daño cerebral en personas con diabetes sin producir complicaciones hemorrágicas. En estos pacientes el riesgo de hemorragias es mucho mayor y sus trombos son más resistentes.

Delante: Estefanía Toledo, José A. Páramo, Josune Orbe, Agustina Salicio, Miriam Belzunce y Beatriz Zandio. Detrás: Manuel Navarro, José A. Rodriguez, Roberto Muñoz y Lara Montori, profesionales del CIMA, Universidad de Navarra y CHN que participan en el estudio. / Manuel Castells

Expertos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra y del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) han desarrollado una nueva terapia para el tratamiento del ictus en pacientes diabéticos. El estudio demuestra que el uso de la proteína MMP-10 reduce el daño cerebral tras un ictus en animales diabéticos sin producir complicaciones hemorrágicas. Los resultados se han publicado en la revista Translational Stroke Research.

El ictus es una enfermedad cerebrovascular en la que la sangre no llega al cerebro en la cantidad necesaria debido a la presencia de un trombo, lo que puede provocar daños irreparables. Es la primera causa de mortalidad entre las mujeres españolas y la segunda en los varones. Uno de los factores de riesgo cardiovascular, además de la edad, es la diabetes.

En estos pacientes no solo aumenta el riesgo de sufrir un ictus, sino que también se reduce en un 50% la efectividad del único tratamiento farmacológico aprobado

“En estos pacientes no solo aumenta el riesgo de sufrir un ictus, sino que también se reduce en un 50% la efectividad del único tratamiento farmacológico aprobado: el activador de plasminógeno tisular (tPA). Este fármaco trombolítico (que facilita la disolución del trombo) tiene unas indicaciones muy limitadas: solo se puede emplear en las primeras horas tras el ictus y, además, puede conllevar efectos secundarios asociados, como las hemorragias”, explica Josune Orbe, directora del Laboratorio de Aterotrombosis del CIMA.

“En el caso de los pacientes diabéticos, el riesgo de hemorragias es mucho mayor y sus trombos son más resistentes, por lo que el tratamiento de estos pacientes es aún más complicado. Nuestro trabajo plantea una alternativa terapéutica en modelos experimentales”, añade Orbe, coordinadora del estudio.

Terapia más efectiva

Las metaloproteasas (MMPs) son un grupo de proteínas que, además de muchas otras funciones, están implicadas en los procesos que controlan la coagulación de la sangre. Trabajos anteriores del CIMA ya habían demostrado la capacidad de la MMP-10 para disolver trombos cerebrales en modelos preclínicos de ictus. Sin embargo, este estudio expande los efectos beneficiosos de esta proteína.

“No solo es más efectiva que el tPA reduciendo el daño cerebral en animales diabéticos sino que, además, aumenta la eficacia del tPA en este modelo experimental de ictus asociado a diabetes”, aseguran los autores de la investigación. Los resultados abren nuevas posibilidades para el tratamiento de estos pacientes cuyo abordaje clínico exige grandes recursos económicos y sociales.

“Este trabajo conjunto continúa investigando nuevas opciones terapéuticas dirigidas a aumentar la recanalización de las arterias ocluídas y la reperfusión efectiva del tejido cerebral, para proporcionar, de manera individualizada, una medicina de precisión a los pacientes con ictus”, indican los autores.

La investigación forma parte de la actividad científica del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdiSNA), agrupación público-privada para el fomento de la investigación biomédica en la Comunidad Foral y de la que son miembros CIMA y CHN.

Fuente: CIMA de la Universidad de Navarra
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
El ADN antiguo revela cómo la tuberculosis dio forma al sistema inmunitario humano

Un nuevo estudio ha analizado más de 1.000 genomas humanos antiguos europeos para reconstruir cómo la genética puede afectar al sistema inmunitario. Los autores han descubierto que la tuberculosis ha sido un importante factor de mortalidad en los últimos 2.000 años de historia del continente.

Los estudios sobre la covid-19 olvidan la importancia del sexo en la respuesta a la infección

Un artículo publicado hoy en la revista Science analiza las diferencias en las respuestas inmunitarias a la hora de enfrentarse a la covid-19 en función del sexo biológico. Este fenómeno no es exclusivo del coronavirus, pero la pandemia pone de manifiesto la necesidad de entenderlo mejor.