Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ingeniería y tecnología del medio ambiente

Primera circunnavegación del Atlántico Sur de un robot autónomo submarino

El ‘planeador’ submarino RU29 ha sido recuperado en aguas próximas a Ciudad del Cabo, tras un viaje de ida y vuelta a Brasil desde esta ciudad sudafricana. Se trata de la primera vez que un vehículo autónomo y robotizado como este logra circunnavegar el Atlántico Sur. Los datos recogidos durante la travesía ayudarán a los estudios sobre el cambio climático.

El equipo de investigadores celebra el hito de la primera circunnavegación del Atlántico Sur de robot submarino autónomo RU29. / Ben Allsup (TELEDYNE WEBB RESEARCH)

Cerca de 17.500 kilómetros recorridos en un periodo de 740 días, sin apenas consumir energía y de forma autónoma. Este es el hito que ha logrado el robot submarino autónomo RU29, usando solo electricidad para mantener su sistema operativo, comunicaciones y adquisición de datos científicos.

El promotor del proyecto es un equipo internacional, en el que ha participado la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPG). Los investigadores recuperaron este pequeño submarino el 31 de marzo de 2016 en aguas próximas a Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Desde aquí partió para cruzar el Atlántico Sur de este a oeste, pasando por Isla Ascensión y llegando hasta Brasil, para luego navegar de vuelta. Es la primera vez en la historia de la oceanografía operacional que ocurre algo así.

Es la primera vez en la historia de la oceanografía operacional que un robot submarino logra un hito como este

El robot submarino es del tipo glider (planeador), unos vehículos que varían su flotabilidad y utilizan alas para 'planear' en el agua, de manera que se hunden y vuelven a reflotar para conseguir desplazarse con el mínimo consumo posible. Son perfectos para la toma de datos en el océano, puesto que de forma periódica emergen del agua y transmiten toda la información recopilada durante la travesía.

Los datos captados en esta expedición han permitido comprobar, de forma preliminar, que el océano profundo del Atlántico Sur está más caliente y salado que lo previsto por los modelos de predicción utilizados en las proyecciones del clima marino. La información recogida puede ayudar a los investigadores que analizan el cambio climático.

Los hallazgos han sido realizados por un equipo de científicos de la facultad de Ciencias del Mar de la Universidad de la ULPG encabezado por el doctor Antonio González Ramos, de la Universidad de Rutgers en New Jersey (EE UU), de la Universidad de Sao Paulo (Brasil) y del Sea Technology Centre sudafricano.

Predicción del clima marino en 4D

El equipo de investigación de la división de Robótica y Oceanografía Computacional de la ULPG, a través del Servicio Integral de Tecnología Marina (SITMA) que gestiona la Fundación Canaria Parque Científico Tecnológico de esta universidad, junto a sus colegas de la Universidad de Rutgers, lideraron el segmento de navegación y planificación de rutas, integrando técnicas inéditas de explotación de datos multifuente para predicción de clima marino en 4D.

Según declaraciones de González, “parece ser que el océano responde de alguna manera al calentamiento global, equilibrando termoquímicamente el exceso de calor en la superficie, transfiriéndolo hacia las capas profundas del primer kilómetro de columna de agua, impidiendo con ello que el calentamiento del planeta sea aún más radical del que acontece en la actualidad”, nueva información para los estudios sobre el cambio climático.

Fuente: Universidad de Las Palmas de Gran Canaria
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La caída de la contaminación por el confinamiento se ve desde el espacio

En comparación con marzo del año pasado, las últimas observaciones del satélite europeo Sentinel-5P muestran un acusado descenso en las concentraciones de dióxido de nitrógeno en grandes ciudades europeas como Madrid, Barcelona, París y Milán. Las medidas de contención para frenar la pandemia de COVID-19 están produciendo este efecto temporal positivo.

Alt de la imagen
Así se han reducido los contaminantes por las medidas contra el COVID-19

El satélite europeo Sentinel-5P ha detectado una caída significativa en las concentraciones de dióxido de nitrógeno en el norte de Italia entre febrero y marzo. La disminución de este compuesto, emitido por los vehículos, coincide con las medidas adaptadas para evitar el avance de la enfermedad, que han provocado una reducción del tráfico y las actividades industriales.