Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Proponen revisar las metodologías actuales de evaluación de la huella de carbono de los productos ganaderos

Investigadores del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón, en colaboración con la Universidad de Wageningen (Países bajos) y la Universidad Noruega de Ciencias de la Vida - UMB, han calculado las emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo de la cadena de producción de la carne de cordero en distintos sistemas de explotación característicos de la cuenca mediterránea.

Alberto Bernués

Una investigación pionera del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) estudia la multifuncionalidad de determinados sistemas ganaderos en los análisis de emisiones de gases de efecto invernadero. En especial, de los sistemas de producción ganadera basados en el pastoreo, ya que suelen estar estrechamente vinculados con áreas de alto valor natural y con zonas rurales desfavorecidas.

Desde un punto de vista social, científico y legislativo, se ha reconocido que estos sistemas, además de producir carne, ofrecen otras funciones a la sociedad, como la preservación del paisaje, la conservación y mejora de la biodiversidad o la prevención de incendios forestales. Estos bienes públicos, a los que se ha denominado genéricamente "servicios de los ecosistemas", no suelen ser considerados cuando se realizan análisis de impacto ambiental en el sector agrario.

Con estas premisas el estudio revela que cuando solo se computa la producción de carne de cordero, las emisiones de gases de efecto invernadero por kilogramo de cordero descienden de acuerdo al nivel de intensificación. Sin embargo, cuando se incluyen los servicios de los ecosistemas en los cálculos, las menores emisiones corresponden a los sistemas ganaderos basados en el pastoreo. Los resultados del trabajo sugieren la necesidad de revisar las metodologías actuales para la evaluación de la huella de carbono de los productos ganaderos y a reconocer y valorar las múltiples funciones que la ganadería desempeña en las zonas rurales de los países mediterráneos.

Ganadería alpina, mediterránea y del Valle del Ebro

Los investigadores de la Unidad de Producción Animal del CITA, perteneciente al Departamento de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, han estudiado tres sistemas de explotación localizados en agro-ecosistemas representativos: montaña alpina, montaña mediterránea y valle del Ebro, con diferentes niveles de intensificación productiva (uso de insumos, uso de la tierra y productividad): un sistema extensivo basado en el pastoreo, un sistema mixto tradicional que combina la producción ovina con el cultivo de cereal y un sistema intensivo de estabulación permanente.

La evaluación de las emisiones de gases de efecto invernadero –metano (CH4), óxido nitroso (N2O) y dióxido de carbono (CO2)– se ha desarrollado mediante el método del Análisis del Ciclo de Vida (ACV). El ACV permite estimar el impacto ambiental de un producto desde la extracción de las materias primas hasta la obtención del mismo, incluyendo las fases de producción y distribución e incluso su utilización y eliminación o reutilización. El cálculo de las emisiones se realizó mediante la adaptación y aplicación de un modelo desarrollado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO) en el año 2010.

Fuente: Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La capacidad de los suelos forestales para almacenar carbono está sobreestimada

Los modelos climáticos actuales incluían una hipótesis que indicaba que la biomasa de las plantas y el carbono del suelo aumentarían de forma conjunta a lo largo de este siglo. Ahora, un estudio publicado en Nature asegura que no es así, por lo que plantas y suelo no podrán absorber a la vez más CO2, con consecuencias climáticas.

El exceso de nitrógeno en los cultivos de trigo explicaría la alta prevalencia de la celiaquía

Los campos de trigo cada vez se fertilizan con más cantidad de nitrógeno y esta práctica puede estar directamente vinculada con el incremento de la alta prevalencia de la celiaquía, una afección humana autoinmune. Según un nuevo estudio, que no descarta otros factores, el exceso de nitrógeno para fertilizar transfiere al grano y a la harina del trigo más gliadina, una proteína que interviene en la formación del gluten.