Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Científicos del IFAPA

Registran dos nuevas variedades de arroz en Andalucía

La Oficina Española de Variedades Vegetales ha registrado una nueva variedad de arroz apta para su cultivo en Andalucía y bautizada como Manuela. Se trata de una variedad tipo índica de grano largo, cualidad muy apreciada en el mercado del norte y del centro de Europa, donde prefieren este tipo arroz frente a las de grano medio o redondo.

En el Norte y centro de Europa prefieren esta variedad tipo índica de grano largo, frente a las denominadas japónicas, de grano medio o redondo, consumidas en España e Italia especialmente.

Según comenta el responsable del grupo de investigación, el Dr. Manuel Aguilar, la principal virtud de Manuela es que, aunque tiene un rendimiento ligeramente inferior a la variedad Puntal (la más sembrada en las Marismas del Guadalquivir), su longitud de grano es sensiblemente superior, alrededor del 7-9%, lo cual la hace más adecuada para su exportación. Por otra parte, el ciclo de maduración de Manuela, periodo que abarca desde la siembra a la cosecha, es 5 a 7 días más corto que el de Puntal.

La nueva variedad registrada es el resultado de un programa de mejora, en el que se ha empleado el método de cruzamiento y selección. Para ello, se toman granos de polen del parental que hace las veces de macho para fecundar los óvulos del parental que hace de hembra.

De esta forma se obtiene un primer híbrido (conocido como F1), cuya principal característica reside en que, al año siguiente, “su descendencia es irregular, es decir, da plantas con diferentes características de tamaño, ciclo vegetativo, entre otras cosas”, apunta Aguilar.

En este sentido, es necesario seleccionar las plantas más interesantes, las cuales, por separado, se autofecundan de forma natural durante al menos siete años, periodo en el cual se continúan las labores de selección hasta conseguir una variedad pura (homocigótica). Una variedad se considera pura si sus semillas dan lugar a plantas homogéneas, es decir, con las mismas características que las de la variedad de la que proceden.

La variedad ha sido desarrollada, tras nueve años de trabajo, por el Departamento de Investigación de Arroz, perteneciente al Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) “Las Torres”, ubicado en Alcalá del Río (Sevilla). Para ello se ha contado con la financiación del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

Cultivo mediante anteras

El grupo de investigación dirigido por el Dr. Manuel Aguilar también ha alcanzado recientemente un hito importante, al ser los primeros en España en conseguir una nueva variedad de arroz, bautizada como Los Palacios-14 (Anays), mediante la técnica de cultivo de anteras.

“La cuestión es, obtener una planta de arroz a partir de un grano de polen”, apunta el investigador, cuyo trabajo ha estado respaldado por un Proyecto de Investigación Regional (PIR) y por un convenio de colaboración con Cuba. En esta línea, cabe destacar que el grano de polen es haploide, es decir, sólo contiene un juego de cromosomas, que hay que duplicar en laboratorio para obtener una planta normal, es decir, diploide.

Esto se consigue aplicando determinados productos químicos y en condiciones ambientales especiales de temperatura, humedad, fotoperíodo, etc. Este método tiene la ventaja de poder obtener una variedad pura en tan solo 8-10 meses, frente al largo período (7-8 años) necesario si se emplean los métodos tradicionales de cruzamiento y selección. Sin embargo, las probabilidades de obtener una variedad mediante cultivo de anteras son mucho más reducidas que mediante el empleo de los métodos de mejora tradicional.

La variedad Los Palacios-14 (Anays) fue ensayada en las condiciones de cultivo de las Marismas del Guadalquivir, alcanzando un rendimiento en grano un 15-20% inferior al de las variedades más productivas, como es el caso de Puntal. Posteriormente la variedad ha sido probada en Cuba donde ha alcanzado elevados rendimientos, siendo registrada en dicho país y ocupando actualmente en la isla una superficie de cultivo cercana a las 8.000 hectáreas.

Fuente: Andalucía Innova
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Descubren cómo se forman los estigmas de las flores

Un grupo de investigadoras del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha descubierto el mecanismo genético por el cual se forma este órgano, esencial para el éxito reproductivo de las plantas con flores. El hallazgo podría favorecer el proceso de fertilización en cultivos, paliando la creciente falta de polinizadores naturales.

La producción de alimentos genera un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero

Un equipo internacional de científicos ha estimado en 17.318 millones de toneladas métricas de CO2 las emisiones anuales de todo el sector alimentario. La carne de vacuno, seguida de la leche de vaca y la carne de cerdo, son los alimentos de origen animal que más contribuyen.