Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un análisis de sangre para detectar el alzhéimer

Investigadores de Estados Unidos y varios centros europeos han desarrollado un test capaz detectar en sangre la acumulación anormal de una forma de proteína tau que indica cambios en el cerebro a causa de la enfermedad.

El nuevo test detecta en sangre la acumulación de una proteína que está asociada con el alzhéimer. / MTS Ofan 

Un equipo científico internacional liderado por la Universidad de California, San Francisco (UCSF) ha creado método para detectar la enfermedad de Alzheimer en personas que muestran signos de demencia con un simple análisis de sangre. Este enfoque es menos invasivo y costoso que pruebas de imágenes del cerebro y del líquido cefalorraquídeo que se emplean actualmente. Los resultados del estudio se han publicado en la revista Nature Medicine.

Encontraron que la  acumulación de la proteína pTau181 era 3,5 veces más alta en las personas con la enfermedad en comparación con sus pares sanos 

Según explican los autores, el nuevo test detecta en sangre la acumulación anormal de una proteína tau, conocida como fosforilado-tau-181 (ptau181), que es un biomarcador que indica cambios en el cerebro a causa del alzhéimer. En el estudio se han utilizado muestras de sangre de más de 400 participantes del Centro de Memoria y Envejecimiento de la UCSF.

Los investigadores de la universidad estadounidense y varias instituciones europeas encontraron que la presencia de pTau181 era 3,5 veces más alta en las personas con la enfermedad en comparación con sus pares sanos. Por el contrario, en los pacientes con demencia frontotemporal –una enfermedad que a menudo se diagnostica erróneamente como alzhéimer– se encontró que pTau181 estaba dentro del mismo rango que el grupo de control.

Podría ser utilizado en atención primaria

Adam Boxer, líder de la investigación, destaca que “esta prueba podría ser utilizada en atención primaria con pacientes que muestren problemas de memoria para identificar cuáles de ellos deberían ser referidos a centros especializados, bien para participar en ensayos clínicos, o bien para ser tratados con nuevas terapias de alzhéimer, una vez que hayan sido aprobadas".

“Las personas en etapas tempranas de alzhéimer son más propensos a responder a los nuevos tratamientos que se estén desarrollando", destaca.

Los métodos utilizados hasta ahora para diagnosticar alzhéimer incluyen la medición de los depósitos de amiloide –otra proteína implicada en la demencia– a partir de una tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) o la punción lumbar para cuantificar el amiloide y la tau en el líquido cefalorraquídeo.

El nuevo estudio es la continuación de otro publicado el año pasado que encontró que los altos niveles de amiloide plasmático eran un predictor del alzhéimer. Sin embargo, el amiloide se acumula en el cerebro muchos años antes de que los síntomas aparezcan, si es que aparecen,  señala Boxer.

 Esperan que el nuevo test esté disponible en consultorios médicos dentro de cinco años

Un predictor fuerte

"Por el contrario –agrega–, la cantidad de tau que se acumula en el cerebro, que podemos medir con el nuevo test sanguíneo– está muy relacionada con el inicio, la gravedad y los síntomas característicos de la enfermedad". 

Un estudio complementario, realizado por  Oskar Hansson, de la Universidad de Lund (Suecia), publicado en el mismo número de Nature Medicine, corrobora los resultados del estudio dirigido por la UCSF. Concluye que pTau181 es un predictor más fuerte del desarrollo del alzheimer en personas de edad avanzada sanas que el amiloide.

Los autores del nuevo trabajo, que ha contado con financiación de los Institutos Nacionales de la Salud de EE UU (NIH),  esperan que el nuevo análisis de sangre esté disponible en consultorios médicos dentro de cinco años.

Referencia bibliográfica:

Thijssen EH et al. “Diagnostic value of plasma phosphorylated tau181 in Alzheimer's disease and frontotemporal lobar degeneration”. Nature Medicine. (2 de marzo, 2020). doi: 10.1038/s41591-020-0762-2.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Desarrollado un organoide que reproduce el corazón embrionario

Científicos de Suiza han utilizado organoides –órganos en miniatura cultivados en el laboratorio– para reproducir las primeras etapas del desarrollo del corazón. Este modelo pionero, publicado en Cell Stem Cell, podría usarse en el futuro para detectar los factores que intervienen en las enfermedades cardíacas congénitas.

Cómo se produce el síndrome congénito de microcefalia que genera el zika

Un enzima del virus del Zika interacciona con varias proteínas localizadas en la base del cilio primario –presente en la membrana plasmática de la mayoría de las células de mamífero–, lo que causa la generación prematura de neuronas. Según un nuevo estudio publicado en Cell Stem Cell por investigadores españoles, esto provoca la parada del crecimiento del cerebro durante el desarrollo fetal.