Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una nueva técnica para la fundición artística de metales evita riesgos humanos

El grupo de investigación de Técnicas de la Escultura en Bronce (TEBRO) de la Universidad de Sevilla ha creado un método eficiente y seguro de fusión artística denominado sistema de colada automática eutéctica.

Proceso de construcción del sistema de colada automática eutéctica. Imagen: US.

Esta técnica consigue que haya la menor manipulación posible por parte del equipo humano, de modo que elimina los riesgos durante la fusión y colada del metal, así como consigue calidades de microfusión en piezas de pequeño, mediano y gran formato por medio del calentamiento del molde refractario hasta la temperatura adecuada.

La colada automática eutéctica parte de los resultados obtenidos en la Técnica del Crisol fusible del profesor de la Universidad de la Laguna, Juan Carlos Albadalejo. “Debido a nuestras inquietudes innovadoras se ha adoptado un procedimiento de colada distinto independizando el crisol del molde y sustituyendo el tapón de cobre por una aleación, generalmente de base de cobre”, explica Olegario Martín Sánchez, director del grupo TEBRO.

Esta innovación se entiende como una técnica de fundición artística automática cuyo proceso de vertido del metal no requiere ningún tipo de intervención personal ni mecánica, sino tan solo el calor y la simple gravedad, debido a la fusión del tapón que abre el crisol por su base en el momento de la colada.

La nueva propuesta incorporada por el grupo TEBRO se basa en los fundamentos del horno de reverbero tradicional y plantea, a partir de sus principios y disposición de los equipos y procesos un nuevo enfoque. Martín Sánchez informa de que esta nueva técnica separa los elementos de manera que mantiene el crisol con forma de embudo en el horno de fusión y sitúa al molde debajo del horno en una mufla de calentamiento. El cuello alargado del crisol conecta el horno con la mufla y permite llenar el molde que se encuentra a la temperatura adecuada para recibir el caldo de metal.

Otra novedad es la incorporación del vaso de colada antigoteo cuya función es la de recoger el metal que pueda gotear durante la apertura del tapón eutéctico con anterioridad a su fusión completa, efecto que podría perjudicar la calidad de la pieza fundida.

Este método que ha surgido en el ámbito de la enseñanza universitaria tiene puestas sus expectativas en el taller particular de escultores fundamentalmente y en el sector de la joyería y fundiciones industriales de alta precisión. Así con esta investigación, hace hincapié el profesor Olegario, es conseguir una colada automática, segura, eficiente y controlada evitando cualquier tipo de contacto con el metal que puede llegar a alcanzar los 1.200ºC.

El sistema se ha presentado con éxito ya en la Academia de Bella Artes de Florencia (Italia), Facultad de Bellas Artes de Lisboa (Portugal), Hogeschool Sint Lukas de Bruselas (Bélgica), Universidad de Montfort de Leicester (Inglaterra), y en el I y II Congreso Nacional de Investigación en Fundición Artística de la Universidad Politécnica de Valencia. Además se incorporará de forma inminente en las asignaturas de Fundición de Grado y Máster de Bellas Artes en Sevilla.

Fuente: Vicerrectorado de Investigación de la Universidad de Sevilla
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados