Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Casi un millón de abejas en colmenas móviles para socorrer al oso pardo y al urogallo

En la imagen, una abeja melífera poliniza una planta. / Fapas

En la imagen, una abeja melífera poliniza una planta. / Fapas

El oso pardo y el urogallo, especies en peligro de extinción y amenazadas hoy por la escasez de alimento, contarán con la ayuda de ochocientas mil abejas instaladas en colmenas móviles con el fin de incrementar la polinización de los arándanos, su principal fuente de nutrición. La desaparición de las abejas en todo el mundo por un parásito que las elimina se hace palpable en los bosques de Cantabria, donde los apicultores locales, alejados del negocio de la miel por falta de rentabilidad económica, ven en la movilidad de las colmenas la puerta que abre a la recuperación de un ecosistema degradado. En un acto celebrado hoy en la comarca cántabra de Liébana se ha presentado el proyecto Restauración de Ecosistemas mediante la Apicultura (REMA) cuyo objeto es incrementar, por un periodo de dos años, la productividad de frutos en los bosques y pastizales mediante el uso de la apicultura. En la imagen, una abeja melífera poliniza una planta.

Artículos relacionados