Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un agujero negro 'desgarra' a una nube de gas

ESO/S. Gillessen
17 julio 2013 12:00 CEST

La nube de gas se desgarra al pasar cerca del agujero negro, con las observaciones de los años 2006, 2010 y 2013 coloreadas en azul, verde y rojo respectivamente. / ESO

Nuevas observaciones del Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral (ESO) muestran por primera vez una nube de gas desgarrada por el agujero negro supermasivo situado en el centro de nuestra galaxia, denominado Sagitario A. Ahora la nube está tan estirada que su parte frontal se alejá del agujero a más de 10 millones de km/h, mientras que la cola aún está cayendo hacia él.

"Tan estirada está, que el punto máximo de acercamiento no es un evento puntual, sino un proceso que se extiende a lo largo de un periodo de, al menos, un año", explica Stefan Gillessen, investigador del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre en Garching (Alemania) y lider del equipo de observación.

"Lo más emocionante que vemos ahora en las nuevas observaciones es la cabeza de la nube que vuelve hacia nosotros a esos más de 10 millones de km/h a lo largo de la órbita, lo que supone un impresionante 1% de la velocidad de la luz", añade Reinhard Genzel, coordinador del equipo de investigación que ha estudiado esta región durante cerca de veinte años. "Esto significa que la parte frontal de la nube ya ha hecho su máximo acercamiento al agujero negro".

"Igual que un desafortunado astronauta en una película de ciencia ficción, vemos que la nube se estrecha tanto que parece un espagueti, y esto significa que, probablemente, no tenga una estrella en su interior", concluye Gillessen. "Por el momento creemos que, probablemente, el gas proceda, de algún modo, de las estrellas que orbitan el agujero negro".

El clímax de este acontecimiento único en el centro de la galaxia está teniendo lugar en estos momentos y astrónomos de todo el mundo lo están observando muy de cerca. Los científicos saben que a medida que la nube se estire, su luz se irá haciendo cada vez más difícil de observar.

Artículos relacionados