Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El 6 de mayo de 1937 explota el zepelín de pasajeros alemán Hindenburg

El 6 de mayo de 1937 explota el zeppelín de pasajeros alemán Hindenburg

El dirigible, un ingenio que hoy en día parece más un producto cinematográfico que histórico, fue durante un tiempo una promesa de la aviación. Su prometedora carrera quedó truncada. El 6 de mayo de 1937, el zepelín de pasajeros alemán Hindenburg explotó cuando aterrizaba en Lakehurst (Nueva Jersey, EEUU). La muerte de 36 personas y el consiguiente escándalo mediático puso fin al incipiente negocio de viajes transatlánticos.

A pesar de que se desconocen las causas del accidente, quizás se puede atribuir a que un rayo o algún chispazo prendió fuego al zepelín, que se propulsaba con hidrógeno. Curiosamente, los zepelines estaban diseñados para funcionar con helio, un gas no inflamable, pero el boicot a la Alemania nazi por parte de EEUU, poseedor de todas las fuentes naturales de helio del mundo, hizo que los germanos tuviesen que recurrir al hidrógeno.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
Sé el primero en comentar