Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Émilie du Châtelet, la matemática y física que tradujo a Newton al francés

Émilie du Châtelet

Wearbeard

El 10 de septiembre de 1749 fallecía Gabrielle Émilie Le Tonnelier de Breteuilmarquesa de Châtelet, más conocida como Émilie du Châtelet, matemática y física francesa, traductora de Newton al francés y difusora de sus teorías.

Du Châtelet se crió en un entorno abierto, sabio y cultivado. Sus padres, Louis Nicolas Le Tonnelier, barón de Breteuil, y Gabrielle-Anne de Froulay, recibían a poetas e ilustrados, lo que permitió a la joven Émilie participar en las conversaciones con los invitados. Fue en ese momento que conoció al filósofo y escritor francés Voltaire, que tuvo una gran importancia en su vida.

Su padre además le ofreció una educación que raramente recibían las niñas en esa época. Aprendió el latín, el griego, el alemán, la música y el teatro, y pronto demostró su gran habilidad para los estudios. El marqués Florent Claude du Châtelet con quien se casó a los 18 años fue consciente desde el principio de las capacidades intelectuales de su mujer y le dejó libertad.

Con Voltaire, con quien llegó a convivir, estableció una fuerte relación a raíz del nacimiento de su tercer hijo. Él la incitó a profundizar en sus conocimientos de física y matemáticas, áreas casi exclusivamente masculinas en las cuales Voltaire la considera superior a él. Ambos trabajaron en la misma época en la física newtoniana y cuando Voltaire publicó Les Élements de la Philosophie de Newton (1738), Émilie aparecía en la portada representada como su musa, transmitiéndole los “divinos” pensamientos de Newton. Voltaire señaló en el prólogo la importancia de la contribución de Émilie, sobre todo en la parte de óptica.

Émilie estudió también al filósofo, matemático y político alemán Gottfried Leibniz, y siguiendo los consejos de Voltaire empieza a traducir a Isaac Newton, una traducción que sigue vigente en la actualidad. La matemática estaba trabajando en la traducción de los Philosophiae naturalis principia mathematica, de Newton cuando supo que estaba embarazada. 

Terminó la obra el mismo día de su muerte, pocos días después de dar a luz a su cuarto hijo a los 43 años.