Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Henrietta Swan Leavitt, la astrónoma que midió la distancia a las estrellas

WEARBEARD

Henrietta Swan Leavitt revolucionó la astronomía. Esta astrónoma estadounidense halló un método para calcular distancias en el espacio que dio pie a grandes descubrimientos, como el de la galaxia Andrómeda de Edward Hubble o la teoría de relatividad de Einstein.

Nacida el 4 de julio de 1868 en Lancaster, Massachusetts, a los 24 años se graduó en la Universidad de Radcliffe, una institución solo para mujeres y asociada a Harvard. En esa época sufrió una enfermedad que le provocó una sordera casi total.

Un año después empezó a trabajar como voluntaria en el Observatorio del Harvard College, donde las mujeres no tenían permiso para acceder a los telescopios y al resto de instrumentos de investigación. Allí formó parte del grupo de mujeres conocido como las Computadoras de Harvard, encargadas de realizar tareas mecánicas y cálculos para que luego fueran usados por los astrónomos.

Gracias a este trabajo Leavitt observó que las cefeidas, unas estrellas de la constelación de Cefeo, variaban su luminosidad siguiendo un patrón. El hallazgo le permitió establecer una escala de distancias para medir el universo por primera vez. Hasta ese momento no se sabía si una estrella se veía muy brillante porque estaba cerca o porque era muy luminosa.

El mérito del descubrimiento se lo llevaron sus superiores, Edward Pickering y Edwin Hubble. Leavitt murió por un cáncer a los 53 años sin haber recibido nunca ningún premio ni reconocimiento académico o laboral.

Como homenaje póstumo llevan su apellido el cráter lunar Leavitt y el asteroide (5383) Leavitt, en honor también a las personas sordas que, como ella, han trabajado como astrónomos.