Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La gripe española se propaga por el mundo

La gripe española se propaga por el mundo.

El primer caso se detectó el 8 de marzo de 1918. La conocida como gripe española fue una pandemia de gripe de inusitada gravedad, causada por un brote de influenza virus A del subtipo H1N1. A diferencia de otras epidemias de gripe –que afectan básicamente a niños y ancianos– muchas de sus víctimas fueron jóvenes y adultos saludables, así como animales, entre ellos perros y gatos. Pero la enfermedad no nació en España: el primer caso se registró en Fort Riley (Kansas).

Al alba, un joven soldado se presentó en la enfermería del fuerte quejándose de fiebre, dolor de garganta y dolor de cabeza. Al mediodía, el hospital contaba con más de 100 casos, en una semana, había 500. Durante la primavera, 48 soldados murieron en aquel destacamento.

En un solo año mató entre 50 y 100 millones de personas y se estima que enfermó al 55% de la población mundial. Hasta hoy, se considera la pandemia más devastadora de la historia humana. Los Aliados de la Primera Guerra Mundial la llamaron gripe española porque el evento recibió una mayor atención de la prensa en España que en el resto de Europa, ya que el país no se vio involucrado en la Gran Guerra y por tanto no censuró la información sobre la enfermedad. Fuente: varios

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
Sé el primero en comentar