Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Laika, el primer ser vivo (y la primera muerte) en el espacio

Laika, el primer ser vivo (y la primera muerte) en el espacio. / Sinc

Laika, el primer ser vivo (y la primera muerte) en el espacio. / Sinc

Tal día como hoy, en el año 1957, la perra Laika se convirtió en la primera criatura con vida en ser enviada al espacio, a bordo de la nave espacial soviética Sputnik 2. El can falleció siete horas después del lanzamiento y la causa de la muerte fue, probablemente, una combinación del estrés sufrido durante el evento y el sobrecalentamiento por un desperfecto en el sistema de protección térmico de la nave. Aquel sacrificio sirvió para alcanzar el objetivo de lograr vuelos espaciales tripulados.

Su odisea marcó un antes y un después en la carrera espacial entre la URSS y Estados Unidos. Laika fue la protagonista de un viaje destinado a probar la seguridad de los viajes espaciales para humanos.

Antes de eso, en agosto de 1960, otras dos perras, Belka y Strelka, a bordo del trasbordador Sputnik 5, aterrizaban en la región de Orsk, en Kazajistán, tras pasar 26 horas paseando por el espacio. Este hito convirtió a estas dos perras en los primeros seres vivos en regresar con vida tras un vuelo orbital.