Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Mucho más que un simple cubo

El 30 de enero de 1975 Ernő Rubik patenta su famoso cubo

Técnicamente su nombre es rompecabezas mecánico tridimensional, pero todo el mundo lo conoce como cubo de Rubik. Se trata nada menos que de el juguete más vendido de todos los tiempos –más de 350 millones de unidades–.

Fue inventado en 1974 por el escultor y profesor de arquitectura húngaro Ernő Rubik, que el 30 de enero de 1975 solicitó la patente por un dispositivo inicialmente llamado cubo mágico (Buvuos Kocka en húngaro). Los primeros productos salieron a la venta a finales de 1978 en jugueterías de Budapest. El cubo mágico se unía por medio de piezas de plástico ensambladas entre sí que prevenían que las piezas se separaran.

En septiembre de 1979 se firmó un acuerdo con la compañía Ideal para venderlo, e hizo su debut internacional en ferias de juguetes de Londres, París, Nürnberg y Nueva York en enero y febrero de 1980, transformándose en un fenómeno mundial.

Un cubo de Rubik estándar mide 5,7 centímetros en cada lado. El rompecabezas consiste de 26 piezas o cubos pequeños. Cada una incluye una extensión interna oculta que se entrelaza con los otros cubos, mientras les permite moverse a diferentes posiciones.

Fuente: Varios

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
Queremos saber tu opinión