Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Ciencias Naturales
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los pulpos segregan una sustancia química para no enredarse con sus tentáculos

Pulpo utilizado en el experimento.

La revista Current Biology publica en su último número un trabajo liderado por la Universidad Hebrea de Jerusalén que desvela el motivo por el cual las ventosas de los pulpos no se adhieren a sus propios cuerpos a pesar de que ellos no son conscientes de sus movimientos.

Normalmente, los pulpos utilizan sus extremidades para apoderarse de la comida, manipularla y llevársela a la boca. Sorprendentemente, estos animales identifican sus propios brazos amputados, ya que tratan los tentáculos mutilados de otros pulpos como alimentos con más frecuencia que los suyos.

Fuente: Current Biology
Derechos: Creative Commons
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
Queremos saber tu opinión