Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El 3,5 % del metano podría fundirse antes de 2100 por el cambio climático
31 octubre 2016 9:02
UGRdivulga

Investigadores del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra y la Universidad de Cambridge advierten de la posibilidad de que se viertan a la atmósfera toneladas de metano. Su trabajo, que publica la revista Nature Communications, ha demostrado mediante simulaciones que, además de los mecanismos ya conocidos, otro mecanismo hasta ahora ignorado, la ósmosis, puede tener un papel clave en este acontecimiento.

Efecto del tratamiento con THC en los autofagosomas (verde) y lisosomas (rojo) de células de glioma. Autor: Guillermo Velasco.
Un cannabinoide acaba con células tumorales gracias al ‘reciclaje’ celular
31 octubre 2016 8:54
UCM

Los científicos saben que el proceso con el que la célula recicla sus componentes, la autofagia –protagonista del Nobel de Medicina 2016–, puede provocar la muerte celular. Una investigación liderada por la Universidad Complutense de Madrid ha descubierto cómo, utilizando para ello el principal componente activo del cannabis, el THC. En estudios in vitro y en ratones los investigadores han comprobado el potencial de este cannabinoide a la hora activar la autofagia, lo que podría abrir la puerta a nuevas terapias.

Colonia de murciélagos
Los vertebrados forestales amenazados prefieren los árboles viejos
31 octubre 2016 8:25
DiCYT

Los árboles más antiguos pueden ser un buen bioindicador de la presencia de animales vertebrados amenazados, según una investigación de la Universidad de Salamanca. Al cruzar datos sobre la distribución de árboles de gran tamaño, probablemente todos ellos centenarios, con datos sobre la presencia de animales vertebrados que viven en hábitats forestales en peligro de extinción y vulnerables, los investigadores han comprobado que coinciden en los mismos lugares.