Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Cristina Pujades, bióloga de la UPF

"Hay que cambiar la visión inamovible de las universidades y centros de investigación"

Cristina Pujades estudia el desarrollo del Sistema Nervioso Central. Esta bióloga, nacida en Mataró, se licenció y doctoró en la Universitat de Barcelona. Después de cuatro años al en el Dana-Farber Cancer Institute de Harvard y ocho más en Paris, volvió a Barcelona para crear su propio grupo de investigación en el Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud, en la Universidad Pompeu Fabra, donde es profesora agregada.

Cristina Pujades, investigadora del Departamento de ciencias experimentales y de la salud de la Universitat Pompeu Fabra (CEXS-UPF).

¿Qué opinas de la investigación en Cataluña, en comparación a la de Europa y el resto del mundo?

Ha mejorado, pero queda mucho que hacer. En Barcelona hay lugares donde se hace ciencia en buenas condiciones, pero son aislados. En la mayoría de los casos se carece tanto de infraestructuras como de recursos humanos. Hay que mejorar las condiciones para poder reclutar a los mejores científicos, y cambiar la visión jerárquica e inamovible que todavía predomina en algunas universidades y centros de investigación. Otro problema es que hay poca vocación científica. Quizás a los jóvenes no les atraen las condiciones, y ven que no hay un reconocimiento social de los científicos.

¿Qué aconsejarías a alguien que se plantea hacer investigación?

Que si están realmente motivados, se lancen. Hacer investigación no es un trabajo más, se necesita cierto grado de pasión. Tiene muchas ventajas, pero sin motivación y entusiasmo a veces puede ser frustrante.

¿Cómo se combina la investigación con la docencia?

En la UPF es factible, puesto que la carga docente es menor que en otros universidades. Además me encanta dar clases. Tienes que poner en perspectiva conocimientos muy específicos y saber transmitirlos.


Desde hace años también colaboras en proyectos de divulgación científica...

Pienso que los científicos tenemos que ayudar a acercar la ciencia a la sociedad. Cada día hay más retos sobre los cuales los ciudadanos tenemos que tomar decisiones, por lo tanto hace falta que la sociedad esté muy informada.

¿Cuál ha sido tu experiencia como mujer en el mundo de la ciencia?

No creo haber recibido ningún tratamiento diferente por el hecho de ser mujer. Pero lo que está claro es que muchas mujeres hacen la tesis y muy pocas llegan a jefas de grupo. ¡En el CEXS somos nueve profesoras con plaza estable y 40 hombres!

¿Y cuál es la causa?

No hay una única causa. Un hecho es que la época cuando se ha de ser muy productivo coincide con el reloj biológico de las mujeres, y no hay ayudas para conciliar la investigación a alto nivel con la maternidad. Por otro lado, vivimos en una sociedad con comportamientos sexistas adquiridos, incluso por parte de las mujeres. También es cierto que, para triunfar en el mundo de la investigación, se tiene que ser muy competitivo e incluso agresivo. Muchas mujeres no nos sentimos cómodas con estos comportamientos; el reto sería introducir en este mundo maneras de hacer diferentes.

Fuente: ellipse
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
El reto de cero emisiones en 2050 para limitar el cambio climático a 1,5°C no tiene precedentes históricos

A pocos días del comienzo de la cumbre del clima de la ONU COP26 en Glasgow (Reino Unido), la revista One Earth publica un estudio en el que recoge que los casos más rápidos de reducción de combustibles fósiles se produjeron cuando el petróleo fue sustituido por el carbón, el gas o la energía nuclear. Sin embargo, esto respondió a las amenazas a la seguridad energética y no a su impacto climático como ahora.

Así actúa el cerebro cuando macacos y murciélagos se relacionan con sus semejantes

Dos estudios publicados en Science han registrado la actividad neuronal que se genera en macacos Rhesus y murciélagos egipcios de la fruta a la hora de interaccionar con sus iguales. Los trabajos determinan las regiones de la corteza cerebral que se activan durante estos procesos sociales y demuestran que los patrones cerebrales de estos animales varían según el contexto social en el que se encuentran.