Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio se publica en la revista ‘Science’

Activan los recuerdos traumáticos del ratón

Un experimento demuestra que la activación de ciertas neuronas hace que los ratones rememoren una experiencia pasada dolorosa y que en un contexto completamente diferente vuelvan a sentir miedo. La investigación se ha realizado en La Jolla, EE UU y se publica en la revista Science.

Ratón de laboratorio. Imagen: CdePaz

Un estudio norteamericano ha sido capaz de reproducir artificialmente la sensación de una experiencia pasada en ratones. Los resultados, publicados en la revista Science, exponen las sutiles interacciones entre la percepción del mundo físico y los pensamientos internos y sugiere que estos últimos condicionan la percepción del presente.

La investigadora Aleena Garner, del centro de investigación Scripps en La Jolla, EE UU, ha liderado este trabajo en el que los científicos crearon un ratón transgénico que expresaba un receptor G en aquellas neuronas en las que se activaba el gen c-fos. Este gen se activa ante prácticamente cualquier estímulo.

Los ratones fueron entrenados para sentir miedo dentro de una caja, pues al entrar en ella recibían pequeñas descargas eléctricas. Este estímulo activaba el gen c-fos en las neuronas y por lo tanto, también en el receptor G asociado.

La activación neuronal es básica para el aprendizaje y la memoria de los ratones.

Cuando los investigadores colocaban a estos ratones en una cámara distinta y se les daba un fármaco llamado CNO (clozapine-N-oxide) que reactivaba el receptor G, volvían a sentir miedo. La sensación de temor existía aunque los ratones estuvieran en un contexto totalmente diferente y no recibieran ninguna descarga. Si no se les daba el fármaco los roedores no rememoraban nada y se comportaban con normalidad.

La técnica utilizada por los investigadores ha permitido ubicar estas sensaciones de miedo en zonas muy concretas del cerebro: las neuronas de la amígdala y el hipocampo Los autores del estudio creen que sus resultados demuestran que la activación neuronal es básica para el aprendizaje y la memoria de los ratones.

Referencia Bibliográfica:

Garner A.R.; Rowland D.C.; Hwang S.Y.; Baumgaertel K.; Roth A.L. Kentros C.; Mayford M. “Generation of a Synthetic Memory Trace”. Science 335. Marzo 2012. DOI: 10.1126/science.1214985

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Así ha ayudado la hematología al tratamiento de la covid-19
Cristina Pascual Izquierdo

Las trombosis, especialmente las venosas, son una de las complicaciones graves que pueden aparecer en los pacientes infectados con el nuevo coronavirus. Para acabar con ellas se requiere un tratamiento específico. Los hematólogos trabajan para confirmar la dosis óptima de las terapias y prevenir riesgos.

El ADN antiguo revela cómo la tuberculosis dio forma al sistema inmunitario humano

Un nuevo estudio ha analizado más de 1.000 genomas humanos antiguos europeos para reconstruir cómo la genética puede afectar al sistema inmunitario. Los autores han descubierto que la tuberculosis ha sido un importante factor de mortalidad en los últimos 2.000 años de historia del continente.