Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Comienzan los ensayos de un fármaco español con efecto neuroprotector contra el párkinson

La firma Palobiofama acaba de iniciar los ensayos clínicos del compuesto PBF-509, un antagonista de los receptores de adenosina A2a, que se utilizará en tratamientos contra el párkinson. La novedad de este fármaco, descubierto, desarrollado y patentado por esta compañía española, reside en que tiene un efecto neuroprotector, es decir, que "puede mejorar los síntomas y retrasar el avance de esta enfermedad neurodegenerativa", según explican los responsables de la empresa.

Laboratorio de Palobiofarma en el Parque Científico de Barcelona. Imagen PCB.

Palobiofama, una spin-off del Instituto Químico de Sarriá, ubicada en el Parque Científico de Barcelona, ha comenzado los ensayos clínicos de su primer fármaco, el compuesto PBF-509, un potente antagonista de los receptores de adenosina A2a, que se utilizará en tratamientos contra el párkinson.

La adenosina es una sustancia endógena producida en el organismo que regula funciones vitales como la frecuencia cardíaca, la memoria, los procesos inflamatorios y el balance energético a través de la interacción con sus cuatro receptores A1, A2a, A2b y A3, explica la compañía en un comunicado.

La empresa lleva investigando desde hace cinco años los beneficios de este compuesto en tratamientos de párkinson, con el neuroreceptor A2a. Otro de los receptores de la adenosina, el A1, ha mostrado también buenos resultados en la mejora del asma.

Según explica a SINC, Julio Castro, director general de la empresa, la novedad del compuesto PBF-509 contra el párkinson, descubierto, desarrollado y patentado íntegramente por Palobiofarma, reside en que "tiene un efecto neuroprotector", es decir que "ayudará a mejorar los síntomas a retrasar el avance de esta enfermedad neurodegenerativa, para la cual actualmente sólo existen medicamentos con efecto paliativo", señala.

Según la empresa, el nuevo compuesto podrá mejorar los síntomas y retrasar el avance de esta enfermedad neurodegenerativa

El ensayo de fase I del PBF-509, que determinará la seguridad, tolerabilidad y farmacocinética en 32 voluntarios sanos, se realizará en el centro de investigación de nuevos medicamentos del Hospital de Sant Pau de Barcelona, y concluirá antes de final de año. La fase II, en la que se ensayará con enfermos de párkinson, se iniciará a finales del año próximo, indica Castro.

Según el directivo, la empresa tiene previsto desarrollar los fármacos basados en adenosina contra el párkinson y el asma hasta alcanzar la fase II, que finalizará en 2014. "Luego la idea es licenciar ambos productos a una gran compañía farmacéutica".

Capital público y privado

Palobiofarma ha contado para el desarrollo de estos proyectos con una financiación de un millón de euros procedente de Inveready Seed Capital, Fitalent –el fondo de capital riesgo de Everis– y Genoma España, que participó en la operación a través de un acuerdo de coinversión.

Esta aportación se sumó a la financiación pública que obtuvo la compañía del Ministerio de Economía y Competitividad, en el marco del programa Innpacto en 2011 y del programa Innocash en 2010, En total, la biotecnológica cuenta con más de dos millones de euros para el desarrollo de su plan de negocio para el período 2012-2013.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Nuevo ‘biofilmchip’ contra las infecciones bacterianas crónicas

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña han desarrollado un chip que, a partir de muestras de pacientes, permite crecer biopelículas bacterianas y analizar su susceptibilidad frente a diferentes antibióticos. Este dispositivo de diagnóstico sencillo y barato puede ayudar a encontrar tratamientos efectivos y personalizados contra infecciones de larga duración.

Muestran la eficacia de un páncreas artificial externo en pacientes con diabetes tipo 2

El pequeño dispositivo portátil consta de un sensor de glucosa, un algoritmo informático para calcular la dosis de insulina y una bomba para inyectarla. Se controla desde el teléfono móvil del paciente y ha sido desarrollado por un equipo de Reino Unido y Suiza. El sistema puede ser usado por enfermos que padecen tanto diabetes de tipo 2 como insuficiencia renal.