Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Como estudiar los neutrinos mirando al cielo

Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Barcelona y otros centros internacionales han utilizado el universo como un detector para estudiar los neutrinos. Los nuevos límites obtenidos gracias a los cartografiados de galaxias acercan el descubrimiento de la jerarquía de masas de estas misteriosas partículas y la medida de su masa.

Diferencia entre las masas de los neutrinos en función de la masa total. Líneas verticales: a 0,23 eV se muestra el límite obtenido por la colaboración Planck; mientras que a 0,13 eV, el conseguido en el estudio. / UAM

Los neutrinos son una de las partículas más misteriosas del universo. Se comportan como partículas fantasma, ya que viajan casi a la velocidad de la luz, recorriendo largas distancias sin interaccionar con otras partículas existentes a su alrededor. Además, según el modelo estándar de la física de partículas, se esperaría que no tuvieran masa. No obstante, existen numerosas evidencias de que su masa, aunque reducida, no es cero. Se han observado oscilaciones en el “sabor” de los neutrinos, lo que implica la presencia de masa. Esto obliga a los físicos a revisar el donominado modelo estándar.

Estas partículas tienen tres 'personalidades' o estados de sabor intercambiables que no se corresponden, una a una, con sus masas (estados de masa), ya que estas pueden cambiar. Es como si estas personalidades tuvieran tres trajes de distinto peso (el de invierno, el de media temporada y el de verano) que pudieran elegir cada día. A pesar de las implicaciones tan profundas que esto conlleva, el valor exacto de la masa de los neutrinos aún no ha podido determinarse.

Los neutrinos, y en particular su masa, afectan a la distribución, abundancia y propiedades de las galaxias

Como los neutrinos interaccionan muy débilmente con la materia, son necesarios detectores de gran tamaño. Ahora en un trabajo publicado en la revista Physics of the Dark Universe, Viviana Niro de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y Antonio J. Cuesta y Licia Verde de la Universidad de Barcelona (UB) han estudiado los neutrinos “mirando al cielo”, es decir, utilizando el universo como un inmenso detector.

De hecho, los neutrinos representan una pequeña fracción, aunque nada despreciable, de la materia oscura que compone más del 80% de toda la masa del universo. Por eso, estas partículas, y en particular su masa, afectan a la distribución de la materia a grandes escalas. Al viajar tan rápido, los neutrinos pueden escapar de la atracción gravitatoria de una acumulación de materia oscura (al igual que un cohete puede escapar de la superficie de La Tierra y explorar el sistema solar). Sin embargo, si éstos son muy masivos, al escapar se llevan masa consigo, reduciendo así la masa de las acumulaciones de materia oscura.

Pero, si la materia oscura no puede verse, ¿podemos concluir que esto no afecta a nada? “Al contrario: la materia oscura sirve de andamiaje para la distribución de las galaxias, de manera que la masa de los neutrinos afecta a la distribución, abundancia y propiedades de las galaxias, así como a las propiedades estadísticas del fondo cósmico de microondas (el eco del Big-Bang). Es precisamente este principio el que hemos usado en este trabajo”, explica Niro.

Nuevos límites sobre el posible valor de la masa de los neutrinos

En esta investigación, se han hallado nuevos límites sobre el posible valor de la masa de los neutrinos. Se han comparado datos procedentes de diversas galaxias: de las llamadas galaxias luminosas rojas (Luminous Red Galaxies) y de las denominadas galaxias de líneas de emisión (Emission Line Galaxies). Estos datos experimentales han sido medidos mediante dos cartografiados diferentes: el Sloan Digital Sky Survey (SDSS) y el WiggleZ Dark Energy Survey.

“En nuestro trabajo, hemos encontrados límites muy parecidos, empleando estos dos tipos diferentes de galaxias. Esto indica que el resultado es sólido y robusto. Si los distintos tipos de galaxias poblaran el andamiaje de la materia oscura de diferente manera, esto no sería así: posiblemente, las propiedades de un tipo de galaxias nos darían un valor para la masa de los neutrinos; y las de otro, otro diferente. No obstante, hemos constatado que los resultados no dependen del tipo de galaxias utilizadas”, subraya la investigadora.

El límite más fuerte sobre la masa total de los neutrinos que han logrado con sus análisis es de 0,13 eV (donde un electronvoltio, representado como eV, corresponde a una masa que es medio millón de veces más pequeña que la masa del electrón). Para entender las consecuencias de estos resultados, hay que tener en cuenta que las observaciones de oscilaciones de “sabor” indican cuál es la diferencia de masa existente entre los tres estados de masa, pero no revelan su valor concreto. Siguiendo con la analogía anterior, estos experimentos ofrecen la diferencia de peso que hay entre los tres trajes, pero no cuánto pesa cada traje, ni cuál corresponde a qué temporada (lo que en física de partículas se ha denominado jerarquía de masas).

Si la jerarquía de masas de los neutrinos fuera invertida, la detección y determinación de su masa mirando al universo podría estar a la vuelta de la esquina

“Nuestra medida nos dice que, en total, la suma de las masas de los tres estados de masa (la de los tres trajes) tiene que ser inferior a 0.13 eV. También nos indica que la posibilidad de que la jerarquía de masas esté invertida (es decir, que haya un único neutrino ligero y, por lo tanto, los otros dos sean más pesados; en otras palabras, que el traje de verano sea muy ligero y, los otros dos, el de media temporada y el de invierno, presenten un peso muy similar) es reducida, ya que los experimentos de oscilaciones muestran que la masa total mínima para este caso solamente puede ser superior a 0.10 eV aproximadamente”, afirma Niro.

Este resultado revela que, si la jerarquía de masas de los neutrinos fuera invertida, entonces la detección y determinación de la masa de los neutrinos mirando al universo podría estar, prácticamente, a la vuelta de la esquina. De hecho, este será uno de los objetivos de los cartografiados disponibles en los próximos años.

Por el contrario, si estos cartografiados, en lugar de detectar la masa de los neutrinos, pusieran un límite aún más pequeño que 0,10 eV, la jerarquía de masas sería la normal (dos neutrinos ligeros y uno más pesado o, lo que es lo mismo, un traje de invierno muy pesado y unos trajes de verano y media temporada muy similares).

Futuros datos experimentales, como los que se esperan obtener tras el lanzamiento del satélite Euclid, podrían ser fundamentales para el descubrimiento de las masas de los neutrinos, independientemente de su jerarquía. De momento, este trabajo ha sido realizado mediante computación multiprocesador, usando códigos avanzados para el análisis estadístico de datos experimentales en astrofísica.

Referencia bibliográfica:

Antonio J. Cuesta, Viviana Niro & Licia Verde. “Neutrino mass limits: Robust information from the power spectrum of galaxy surveys”. Physics of the Dark Universe, 2016. DOI: 10.1016/j.dark.2016.04.005

Fuente: Universidad Autónoma de Madrid
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Nuevo catálogo público con casi 700 millones de objetos astronómicos
SINC

La colaboración científica internacional Dark Energy Survey, en la que participan varios centros españoles, ha presentado una colección masiva de datos e imágenes astronómicas de acceso abierto, una de las más grandes publicadas hasta ahora.

El estudio de las emisiones de radio de Próxima Centauri abre una nueva vía para monitorizar exoplanetas

Investigadores del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC) han liderado un proyecto internacional de observación en radio del sistema planetario más cercano a la Tierra. Los resultados confirman que los planetas extrasolares pueden detectarse con radiotelescopios.