Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Epidemiología

Cómo seguir cuidando de tu mascota ante la crisis del COVID-19

Desde que estalló la epidemia del SARS-CoV-2, la salud y el bienestar de las personas han estado en el punto de mira pero, ¿qué ocurre con nuestros animales de compañía? A pesar de haber detectado un caso de coronavirus en un perro sin síntomas en China, por ahora no existen evidencias de que las mascotas contagien ni sean infectadas por el virus. Los expertos recuerdan, además, que el abandono nunca es la solución.

No hay evidencias de que los animales transmitan el virus. / Pixabay

La declaración del estado de alarma en España ha conmocionado a todas las familias que han quedado confinadas en sus casas, muchas de ellas, con sus animales de compañía. A pesar de la situación, el Gobierno también previó el cuidado de las mascotas manteniendo las tiendas de alimentación para animales y las clínicas veterinarias abiertas durante las semanas de cuarentena.

Muchos dueños se preguntan si la enfermedad podría también afectar a sus animales o si estos podrían ser un foco de infección

La preocupación por las mascotas se completaba con la autorización para salir a la calle a pasear a nuestros perros. Pero ante la propagación desenfrenada del SARS-CoV-2 entre humanos, muchos dueños se preguntan si la enfermedad podría también afectar a sus animales o si estos podrían ser un foco de infección.

La Asociación Mundial de Veterinaria de Animales Pequeños (WSAVA, por sus siglas en inglés), preocupada por cómo la propagación del virus podía afectar al bienestar y cuidado de las mascotas, informó de que “no hay evidencia en la actualidad de que los animales de compañía puedan infectarse o propagar el COVID-19”.

En este sentido, un laboratorio privado en EE UU tomó miles de muestras caninas y felinas en todo el mundo y los análisis mostraron que no se puede concluir que los animales de compañía puedan ser una fuente de contagio. “Esta  es  una  situación  en  rápida  evolución  y  la  información  se  actualizará  a  medida  que  esté disponible”, añadían desde IDEXX.

Pero el miedo y la angustia generalizados han provocado diferentes reacciones. Mientras que la mayoría de las personas siguen cuidando de sus compañeros caninos y procuran que su rutina no se vea afectada de manera importante, en algunos países se han dado los primeros casos de abandono de mascotas.

Los veterinarios y las asociaciones de animales recuerdan que perros y gatos son parte de la familia y que la opción de abandonarles nunca formará parte de la solución.

No le abandones

“El abandono es un problema muy grande en todas las sociedades desarrolladas del mundo. Nos preocupaba mucho que la histeria colectiva pudiese generar un abandono masivo”, declara a SINC Marta Legido, miembro de la junta de gobierno del Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona y consejera del Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña.

Los animales domésticos no contagian, por eso no existe justificación alguna para tomar medidas contra ellos que puedan afectar a su bienestar

La experta explica que desde el principio procuraron obtener el máximo conocimiento científico para que la sociedad no interpretase a los animales de compañía como un riesgo para su salud.

“Los animales domésticos no contagian, con la evidencia que hay hasta ahora”, dice la consejera. “Sucedería lo mismo con otros animales como hámsters, conejos, etc. En perros y gatos se ha estudiado más pero no hay evidencias de que ningún animal doméstico transmita coronavirus”, puntualiza a SINC.

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OMS) recuerda que la pandemia actual del COVID-19 es el resultado de una transmisión de humano a humano. Por consiguiente, no existe justificación alguna para tomar medidas contra los animales de compañía que puedan afectar a su bienestar.

Para la microbióloga Shelley Rankin, de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Pennsylvania en EE UU, entrevistada en por la revista Science, es necesario incluir a las mascotas en la planificación familiar y asegurarse de sus necesidades (alimentación, medicación eventual y paseos), incluso si el dueño está enfermo o en cuarentena.

Ilustración OMS

La OMS confirma que no existen evidencias de contagio entre animales y personas. / OMS

Recomendaciones para mantenerlos a salvo

Se recomienda que se limpie al perro en las almohadillas y la cola por prevención después de salir a pasear

Para asegurar el mejor cuidado de las mascotas, la Dirección General de los Derechos de los Animales recomienda que se limpie al perro en las almohadillas y la cola por prevención después de salir a pasear y lavarse las manos después de tocar al animal.

Otras instituciones, como el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid y el de Barcelona (COLVEMA y COVB, respectivamente) y el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social también han lanzado consejos para que los dueños de estos animales extremen las medidas de prevención e higiene.

Entre ellas destacan algunas como priorizar horarios de menor afluencia para alimentar a colonias felinas, realizar paseos cortos, alimentar y atender animales en fincas y centros de protección animal, llevar agua con detergente para limpiar la orina y bolsas para las heces, etc.

Consejos cuidado mascotas

Consejos el cuidado de mascotas en cuarentena. / COLVET

Para realizar los paseos diarios también hay estas recomendaciones que seguir:

Recomendaciones paseo perros

Recomendaciones para pasear a los perros. / KIWOKO y Tiendanimal

“Estas recomendaciones son para extremar la prudencia al máximo”, corrobora a SINC Legido, ya que el virus puede quedarse en la superficie algunas horas. Esto es lo que pudo suceder con el único caso de perro con carga viral, sucedido en Hong-Kong.

Las muestras de la nariz y de la boca en el perro de Hong Kong revelaron que había trazas del virus, aunque esto no significaba que se hubiese infectado

A principios del mes de marzo, la OMS informó de que un can había dado positivo en la prueba del SARS-CoV-2 después de que su familia se contagiara. Las muestras de la nariz y de la boca revelaron que había trazas del virus, aunque esto no significaba que el perro se hubiese infectado. A los dos días, al repetir la prueba los resultados volvieron a ser positivos, pero el animal continuaba sin mostrar síntomas.

“Las muestras del perro de Hong Kong tenían una pequeña cantidad de partículas de virus presentes. En un animal sin signos clínicos de enfermedad, es difícil decir qué significa esto. Fue un caso único, y aprendimos que necesitamos investigar mucho más sobre el potencial del SARS-CoV-2 humano para infectar animales”, señala la investigadora.

Durante estos días los expertos piden, ante todo, responsabilidad social. Quedarse en casa se ha convertido en el método más eficaz para frenar el contagio a las personas más vulnerables. Pero es importante recordar que es necesario proteger a todos los seres vivos que nos rodean, incluidas nuestras mascotas.

Fuente:
SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La concentración de coronavirus en la garganta de pacientes podría explicar la pérdida de olfato

Un estudio con nueve pacientes con síntomas leves publicado esta semana en Nature analiza la replicación del coronavirus en el tracto respiratorio superior. Los resultados muestran que se alcanzan concentraciones muy altas con rapidez en la garganta. Los investigadores consideran que esto puede explicar la pérdida de olfato y gusto por parte de algunos infectados. También consideran que sus datos “justifican” estrategias protectoras como las mascarillas.

Alt de la imagen
La pandemia por COVID-19 afecta ya a casi un millón de personas en el mundo

Desde el pasado 31 de marzo, el SARS-COV-2 ha afectado a más de 937.000 personas en todo el mundo. Con casi 48.000 muertes, la OMS alerta sobre la importancia de mantener las medidas sociales y de salud pública para reducir las infecciones y salvar vidas. Casi 195.000 se han recuperado por el momento.