Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Completan el primer inventario de molinos de viento de Andalucía

Un grupo de investigadores de la Universidad de Jaén (UJA) especialista en arqueología industrial ha estudiado e inventariado el patrimonio molinar de la comunidad autónoma andaluza con técnicas infográficas y de realidad virtual para acercar a los ciudadanos estas construcciones con valor cultural y tecnológico.

Molino de viento de San Francisco en Vejer de la Frontera (Cádiz), uno de los mejor conservados. Foto: UJA.

El viento azota algunas zonas de España con la suficiente fuerza como para que, desde hace siglos, se le saque partido. Por eso, los molinos de viento forman parte indiscutible de la estampa y el imaginario español, y son parte fundamental del patrimonio histórico-tecnológico nacional y, en concreto, de la riqueza patrimonial andaluza.

Sin embargo, en Andalucía, pese a haberse usado hasta mediados del siglo XX en el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar, o no se conocen ni se valoran en su justa medida, o su estado es, en la mayoría de los casos, “de abandono”. “No hay un plan sistemático de recuperación y rehabilitación, tan sólo acciones puntuales”, asegura José Ignacio Rojas, especialista en arqueología industrial en la UJA.

“Sólo un 15% está en buen estado de conservación como el molino de San Francisco, en Vejer de la Frontera (Cádiz), o el molino de viento del Colado, en San José (Almería)”.

Por este motivo, el grupo de investigación Ingeniería gráfica y arqueología industrial de la Universidad de Jaén, dirigido por el profesor Rojas, está llevando a cabo el proyecto Patrimonio histórico molinar de Andalucía, calificado de Excelencia por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia. A través de él, han localizado 89 molinos de viento en la comunidad autónoma, en su mayoría “en Huelva, Cádiz y Almería”, las provincias con mayor potencial eólico. “En Granada hay sólo dos; en Sevilla, uno; y en Jaén, otro”, explica el profesor Rojas.

Durante su investigación, han descrito las particularidades de los molinos andaluces (casi todos datados en el siglo XIX), de ocho velas triangulares latinas, en vez de aspas, como los manchegos; cuyo sistema de “alivio” (reducción de la fuerza del giro) era disminuir la superficie de las velas ofrecidas al viento siempre en número par; que contaban con dos estancias, eliminando la intermedia de los manchegos; y en los que, según la provincia, variaba el sistema de separación de piedras para lograr una molienda más fina y homogénea.

Visitas virtuales y turísticas

El inventario incluye un estudio de localización, evolución histórica y características arquitectónicas de cada uno de los molinos encontrados a través de una herramienta SIG (Sistema de Información Geográfica), desarrollada con software libre, y creada específicamente para este trabajo. “La base de datos elaborada es muy rigurosa. -afirma Rojas- Estamos llevando a cabo un sistema de gestión de contenidos que permita obtener información histórica y tecnológica del ingenio, o acceder a un vídeo de animación por ordenador del molino”. “Queremos que el usuario, al toparse con un molino de viento, pueda interactuar con un modelo virtual por ordenador que se podría encontrar al pie de la construcción; saber cómo era y cómo funcionaba”.

Para ello, han utilizado técnicas infográficas, como el modelado tridimensional y animación por ordenador, cuya ventaja es que no son técnicas invasivas, y permiten obtener información fiel acerca del objeto a recuperar sin necesidad de tener contacto con él, por ejemplo, con un láser escáner tridimensional.

Al margen de esta herramienta, “hemos hecho una reconstrucción gráfica en tres dimensiones del molino más representativo de la topología andaluza, en este caso el de Vejer, y una recreación virtual de su funcionamiento”, explica el profesor Rojas, que se podrá “visitar”, en el sentido virtual de la palabra, a través de Internet.

“Nuestra idea es transferir ese conocimiento obtenido a la sociedad a través de la Red”. Así, estos expertos en patrimonio industrial están ultimando un portal web en el que ubicar toda la información obtenida. Asimismo, y como valor añadido, los investigadores quieren también “dar una utilidad turística a este trabajo -explica el profesor Rojas- a través de propuestas de rutas a pie, en bicicleta y en coche en Huelva, Cádiz y Almería” que tengan como hilo conductor los molinos de viento.

Para rematar su labor, esperan ponerse en contacto con la Consejería de Turismo de la Junta, que ya mostró su interés por el proyecto, y con el SIPHA (sistema de información del patrimonio histórico de Andalucía).

Fuente: Andalucía Innova
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Una lámina de plomo con inscripciones íberas hallada en un antiguo poblado de Valencia

Muchas de las hojas de plomo con textos ibéricos proceden de expolios, pero investigadores de las universidades de Valencia y Barcelona han examinado una localizada en la excavación reglada del Pico de los Ajos (Yátova). Aunque la lengua íbera sigue sin poder traducirse, en este caso se ha podido identificar con bastante seguridad el nombre del autor del escrito o quien lo encargó: Tořaibeleś.

Los mil y un olores del cuerpo humano

“Cada persona tiene un olor único que se desprende de su piel, sobre el que no actúa ni la limpieza ni el perfume y que media en su vínculo con los demás. El olor corporal (...) nos individualiza como las huellas digitales”. Publicamos un extracto del libro Odorama: Historia Cultural del Olor (Taurus), escrito por el periodista de ciencia Federico Kukso.