Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Podrían tener un origen biológico

Confirman la presencia de grandes emisiones de metano en Marte

Un equipo de científicos de la NASA y de varias universidades estadounidenses han confirmado la primera detección definitiva de metano en la atmósfera de Marte, “lo que indica que el planeta está todavía vivo en un sentido biológico o geológico”, según informa la agencia espacial de EEUU en un comunicado. Los datos del estudio, publicados en la revista Science, corresponden a una gran liberación de gas metano ocurrida en el verano de 2003.

Concentraciones de metano en Marte. Imagen: NASA

"El metano es destruido con facilidad en la atmósfera marciana de muchas maneras, pero nuestro descubrimiento de emanaciones importantes de metano en el hemisferio norte de Marte en el 2003 indica que algún proceso activo está produciendo el gas", dice uno de los autores del estudio, Michael Mumma, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. "A mitad del verano norteño, el metano es liberado a un ritmo comparable, por ejemplo, al de los filtrados masivos de hidrocarburos del Coal Oil Point de Santa Barbara, en California", añade.

El metano (CH4) es el principal componente del gas natural en la Tierra. Es de interés para los astrobiólogos porque los organismos emiten gran parte del metano de la Tierra mientras digieren los nutrientes. Sin embargo, otros procesos puramente geológicos, como la oxidación del hierro, emiten también metano, por lo que los científicos tratarán de averiguar la naturaleza de las emisiones.

"Ahora mismo no tenemos suficiente información para saber si la biología, la geología o ambas están produciendo el metano en Marte, pero esto nos dice que el planeta está todavía vivo, al menos en un sentido geológico”, dice Mumma, que comenta: “Es como si Marte nos estuviese retando: hey, descubrid lo que significa".

Si la vida microscópica marciana está produciendo el metano es probable que se encuentre bastante debajo de la superficie, donde todavía existe suficiente calor para que exista el agua líquida. Tanto el agua, como las fuentes de energía y un suministro de carbono son necesarios para todas las formas de vida conocidas.

Los científicos consideran que en Marte existen evidencias de un pasado más cálido y húmedo. La presencia de formaciones que se asemejan a lechos de ríos y de minerales que se forman en presencia del agua indican que el agua fluyó por las arenas marcianas en otros tiempos. Debido a que el agua líquida es necesaria para todas las formas de vida conocidas, los científicos se preguntan si pudo haber existido vida en el planeta rojo, y si lo hizo, qué ocurrió cuando cambió el clima marciano.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La NASA recoge por primera vez muestras de un asteroide

La noche del 20 al 21 de octubre se producirá un momento histórico para la misión OSIRIS-REx. La nave aterrizará durante unos segundos en el asteroide Bennu para arrancar material de su superficie y traerlo a la Tierra. La arriesgada maniobra se realizará en una pequeña zona despejada en medio de grandes rocas.

Alt de la imagen
Un mundo oceánico en otro sistema planetario

Los astrónomos ya conocían el sistema planetario LHS1140, localizado a unos 41 años luz de la Tierra, pero gracias a los nuevos datos facilitados por el observatorio espacial TESS de la NASA y el instrumento ESPRESSO del Observatorio Europeo Austral en Chile han descubierto que uno de los planetas parece tener un gran océano de agua líquida. Su nombre es LHS1140 b, un exoplaneta ideal para la búsqueda de biomarcadores.