Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Demostrada la relación de dos oncogenes con la frecuencia de leucemias en ratones

Un nuevo estudio analiza la influencia de dos oncogenes, Cdk4 y Cdk6, con la agresividad y frecuencia de leucemias en ratones. Los resultados pueden ayudar a mejorar un grupo de fármacos que ya están siendo utilizados con éxito en ensayos clínicos en el tratamiento del cáncer de mama.

Frote sanguíneo de precursores linfocíticos en una leucemia linfoide aguda. / Wikipedia

El crecimiento de los tumores está dirigido por un grupo de proteínas que regula específicamente la división de las células tumorales. Dos de estas proteínas son Cdk4 y Cdk6, sobre las que existen inhibidores en ensayos clínicos para el tratamiento de diversos tipos de cáncer, como el de mama, pulmón o leucemias.

El grupo de División Celular y Cáncer del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), dirigido por Marcos Malumbres, ha descubierto el mecanismo molecular por el que ambas proteínas cooperan en el desarrollo de los tumores, además de demostrar en ratones que la inhibición simultánea de ambas moléculas es más efectiva que su inhibición por separado. El estudio lo publica esta semana la revista Blood.

“Los inhibidores de Cdk4/6 para el tratamiento de diversos tipos de cáncer no distinguen entre las dos moléculas y hasta ahora no se había clarificado el beneficio de bloquearlas a la vez”, explica Malumbres.

Con el objetivo de avanzar en la materia, el equipo de Malumbres generó ratones modificados genéticamente que contenían versiones activadas de Cdk4, de Cdk6, o de ambas proteínas a la vez.

El trabajo, realizado en colaboración con la Universidad Médica de Viena, revela que la activación simultánea de las proteínas conduce a la formación de tumores más agresivos y, particularmente, a un aumento en la incidencia de leucemias.

La activación simultánea de las proteínas conduce a la formación de tumores más agresivos y, particularmente, a un aumento en la incidencia de leucemias

“Hasta ahora pensábamos que estas moléculas actuaban de manera independiente; sin embargo, estas observaciones sugieren que los inhibidores combinados pueden ser más efectivos en el tratamiento de diversos tumores”, relata Malumbres.

Los investigadores describen también el origen de la fortaleza de ambos oncogenes cuando están activados simultáneamente: en condiciones normales su actividad está limitada por proteínas de la familia p16INK4A; cuando Cdk4 y Cdk6 se encuentran en cantidades elevadas en las células, las proteínas p16INK4A no pueden ejercer de muro de contención y los tumores se desarrollan y crecen de forma incontrolada.

Varias empresas interesadas

En 2013, la Agencia de Medicamentos y Alimentos (FDA) de EE UU calificó los inhibidores de Cdk4 y Cdk6 como “terapia destacada”, al comprobarse que duplicaban la supervivencia de pacientes con cáncer de mama.

Actualmente varias empresas farmacéuticas están interesadas en este grupo de inhibidores, cuya eficacia se está evaluando ya en otros tipos de tumores, como pulmón y melanoma.

“El éxito clínico de estos compuestos depende de la correcta selección de pacientes. Nuestros resultados pueden ayudar a explicar la base molecular del efecto de estos inhibidores y a mejorar las estrategias terapéuticas que se desarrollen en el futuro”, indica Malumbres.

Referencia bibliográfica:

Cdk4 and Cdk6 cooperate in counteracting the INK4 family of inhibitors during murine leukemogenesis. Rodríguez-­‐Díez E, Quereda V, Bellutti F, Prchal-­‐Murphy M, Partida D, Eguren M, Gómez de Cedrón M, Dubus P, Cañamero M, Martínez D, Sexl V, Malumbres M. Blood (2014). doi: 10.1182/blood-­‐2014-­‐02-­‐555292

La investigación ha sido financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad, la Fundación Ramón Areces, la Comunidad de Madrid y la Unión Europea.

Fuente: CNIO
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Descubren cómo funciona la primera línea de defensa contra el cáncer de piel

La proteína CSDE1 coordina una compleja serie de mecanismos moleculares que impulsan la senescencia de las células, lo que a su vez suprime la formación de tumores. Así concluye un nuevo estudio, llevado a cabo por científicos españoles y realizado en ratones, que podría facilitar el desarrollo de nuevos tratamientos contra el cáncer de piel. 

Hallan tipos de comportamiento celular capaces de predecir la enfermedad cardiovascular

Un equipo científico español ha descubierto que los neutrófilos, un tipo de células inmunes, muestran diferentes conductas durante los procesos inflamatorios. Una de ellas, provocada por la molécula Fgr, está asociada al desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Este trabajo podría facilitar el diseño de tratamientos para minimizar las secuelas ocasionadas por los infartos de miocardio, según los autores.