Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Descubierto el mecanismo responsable de los procesos de alergia

Científicos españoles han descrito nueva información sobre cómo se producen las reacciones alérgicas, lo que facilitará el diseño de fármacos y terapias de rápida acción que inhiban las respuestas exacerbadas.

Una respuesta alérgica provoca estornudos, tos, hinchazón o urticaria y, en algunos casos, anafilaxia. / Cenczi | Pixabay

Una investigación de la Universidad de Murcia (UMU) analiza el proceso de activación de la reacción alérgica, que se produce cuando los mastocitos –también conocidos como células cebadas– detectan un alérgeno.

Al entrar en contacto con dicho alérgeno, estas células liberan una serie de sustancias proinflamatorias al espacio que las rodea, lo que pone en marcha la respuesta alérgica. Esto provoca estornudos, tos, hinchazón o urticaria y, en algunos casos, desencadena una reacción grave –denominada anafilaxia– que pone en riesgo la vida.

Al entrar en contacto con un alérgeno, los mastocitos liberan una serie de sustancias proinflamatorias al espacio que las rodea, lo que pone en marcha la respuesta alérgica

El estudio revela varios pasos de la cadena de mensajes que ocurren en este proceso. “El alérgeno se une al exterior de la membrana de la célula, lo que produce una cadena de comunicaciones moleculares para indicarle que debe liberar sustancias proinflamatorias”, explica David López, coautor de la publicación.

Según los investigadores, el reconocimiento de un alérgeno produce un incremento de ácido fosfatídico –un lípido que se encuentra en la membrana celular−, detectado por una proteína (PKCε) que activará la descarga de productos inflamatorios. 

“Esta proteína se mueve hacia la membrana y allí modifica a otro péptido, llamado SNAP23, involucrado directamente en la liberación de sustancias inflamatorias en este tipo de células”, señala López.

Proteínas PKCε y SNAP23

A la izquierda, predicción estructural 3D de PKCε y su interacción con la membrana plasmática mediado por ácido fosfatídico (representado con esferas). A la derecha, micrografías de SNAP23 (en rojo) tras ser estimuladas con ácido fosfatídico y dioctanoil-glicerol. / UMU

 

Futuras implicaciones

El descubrimiento de este mecanismo facilitará el diseño de fármacos antialérgicos. “Su conocimiento es clave para avanzar en nuevas terapias”, concluye Emilio M. Serrano, otro de los coautores de la investigación.

López subraya que la señalización celular a través de lípidos “es un proceso muy poco conocido, que sirve para proporcionar órdenes de funcionamiento al resto de componentes celulares”. Para los autores, avanzar en este tipo de conocimiento permite encontrar nuevas vías de acción terapéutica.

El diseño de fármacos que inactiven este proceso podría ser una estrategia para frenar rápidamente respuestas alérgicas desmesuradas

Senena Corbalán

“El diseño de fármacos que inactiven este mecanismo podría ser una estrategia para frenar rápidamente respuestas alérgicas desmesuradas. Nuestros hallazgos facilitarán el avance en esta dirección con mayor velocidad, puesto que ahora tenemos información molecular más precisa”, declara Senena Corbalán, autora e investigadora de la UMU.

Referencia:

Serrano-López et al. “PKCε controls the fusion of secretory vesicles in mast cells in a phosphatidic acid-dependent mode”. International Journal of Biological Macromolecules. 2021

Fuente:
UMU
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Tratar con remdesivir tras el diagnóstico de covid-19 reduce las hospitalizaciones un 87 %

Un estudio internacional con participación española muestra que la toma del fármaco antiviral durante los tres días posteriores al diagnóstico de coronavirus reduce la probabilidad de hospitalización en un 87 % en personas vulnerables. El trabajo, aún no publicado, será presentado en el congreso internacional IDweek.

El tratamiento de la covid-19 con plasma sería solo adecuado para pacientes en fases iniciales

Los resultados de un estudio español indican que no hay evidencia que justifique el uso indiscriminado de los tratamientos con plasma convaleciente en personas infectadas con coronavirus. De hecho, señalan que su uso no está indicado en casos graves, pero sí podría ser beneficioso en grupos concretos de pacientes que estén en etapas precoces de la enfermedad.