Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Despega la primera misión para desviar un asteroide

La NASA ha lanzado este miércoles la misión DART de defensa planetaria, diseñada para chocar contra el asteroide Dimorphos en 2022 y comprobar cuánto se desvía de su compañero Didymos. Ninguno de estos dos objetos supone una amenaza para la Tierra, pero la experiencia servirá por si hubiera que defenderse de otros en el futuro.

Lanzamiento de la misión DART desde la base espacial Vandenberg en California (EE UU). / NASA

La Prueba de Redireccionamiento del Asteroide Doble (DART, por sus siglas en inglés) ha despegado con éxito este 24 de noviembre a las 07:21 h (hora peninsular española) a bordo de un cohete Falcon 9 de la compañía SpaceX desde la base espacial Vandenberg, en California (EE UU).

DART es la primera misión de prueba de defensa planetaria, programada para chocar contra el asteroide Dimorphos a finales de 2022 y estudiar cómo se desvía su órbita

Esta iniciativa de la NASA y el laboratorio Johns Hopkins APL es la primera misión de prueba de defensa planetaria programada para cambiar el curso de un asteroide. Estrellando deliberadamente una nave contra él, se va a estudiar si este método resulta efectivo para desviarlo.

DART viajará 11 millones de kilómetros, con un novedoso dispositivo de guiado autónomo y propulsado por paneles solares, hasta llegar a un sistema binario de asteroides formado por Didymos –el más grande– y Dimorphos, el más pequeño y contra el que impactará la nave para tratar de alterar su órbita.

Prepararse para el futuro

Aunque ninguno de los dos asteroides supone un peligro para la Tierra, la misión ayudará a la NASA a poner a prueba las capacidades de defensa planetaria, en caso de que sea necesario desviar un asteroide en curso de colisión con nuestro planeta en el futuro.

Está previsto que a finales de 2022 la nave choque contra Dimorphos a una velocidad de unos 6,6 kilómetros por segundo. Como si fuera una pequeña bola de billar chocando contra otra mayor, el objetivo es moverla.

La cámara DRACO que lleva DART, además de ayudar en la navegación y orientación de la nave espacial, transmitirá imágenes en tiempo real antes del impacto. Por su parte, LICIACube, un pequeño satélite de la Agencia Espacial Italiana tomará imágenes de la colisión y del cráter que se genere en la superficie de Dimorphos.

Los responsables de la misión y otros científicos también utilizarán telescopios terrestres para analizar la órbita de Dimorphos alrededor de Didymos antes y después de esta Prueba de Redireccionamiento del Asteroide Doble.

Fuente:
NASA
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Descubierta la pareja de agujeros negros supermasivos más cercana

Un equipo de astrónomos ha localizado en la constelación de Acuario el par de agujeros negros supermasivos más próximo a la Tierra jamás observado. Se sitúa a unos 89 millones de años luz, cuando el récord anterior estaba en 470 millones. 

El Sol pudo generar la mitad del agua de la Tierra

Se pensaba que los asteroides ricos en agua habían llenado los océanos de nuestro planeta, pero ahora un equipo de científicos cree haber descubierto otra fuente inesperada e igual de importante: el viento solar, que activa la formación de moléculas de agua sobre los granos de polvo extraterrestre.