Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Diseñan drones de segunda generación capaces de ser autónomos en vuelo

Científicos de la Universidad de Alicante han desarrollado un sistema de control de alto nivel que permite el vuelo autónomo de drones. Gracias a esta tecnología, incorporada en una placa de control, el vehículo puede alternar entre distintos planes de vuelo o definir los desplazamientos óptimos en función del entorno y la información recibida por sus sensores. Además, el dron incorpora un mecanismo de comunicación con tierra que permite establecer nuevos planes de vuelo mientras la aeronave está en movimiento.

Drones diseñados por la Universidad de Alicante. / Taller de Imagen de la Universidad de Alicante

Un equipo del departamento de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artifical de la Universidad de Alicante (UA) ha desarrollado un sistema que supone un avance significativo frente a los existentes.

Los drones serán más pequeños, baratos, y capaces de desarrollar tareas de manera totalmente autónoma

La novedad reside en que el dron no requiere de una supervisión constante y tiene autonomía para modificar la trayectoria con el objetivo final de cumplir su misión. Además, su placa de control permite comunicaciones sencillas entre todas las aeronaves de un equipo de drones para posibilitar la resolución de una tarea de forma coordinada. Según los investigadores, esta tecnología posibilita actuaciones y sistemas basados en la inteligencia artificial, así como el desarrollo de conductas multi-drone.

Sus usos son múltiples al ser un dispositivo programable y discurren desde el desarrollo de aplicaciones de asistencia al piloto hasta el desarrollo de sistemas autónomos.

“Entre los ejemplos destacan las tareas de búsqueda de recursos de manera cooperativa mejorando tanto el tiempo como la seguridad de los sistemas con un único dron; la entrega de paquetería con posibilidad de cálculo de ruta óptima en tiempo real; desarrollo de una patrulla de vigilancia distribuida y coordinada en tiempo real, entre otros”, explica Fidel Aznar, codirector del proyecto e investigador de la UA.

"Este es un paso hacia la segunda generación de drones para que, poco a poco, sean más pequeños, baratos, y capaces de desarrollar tareas de manera totalmente autónoma", asegura Aznar.

La tecnología ideada por la UA es aplicable a todo tipo de aeronaves que utilicen el protocolo de comunicación MAVLINK, utilizado en la actualidad en todo tipo de dispositivos no tripulados tanto aéreos como terrestres.

Fuente: Universidad de Alicante
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Un robot blando con aspecto de pez consigue nadar en las profundidades de las Marianas

Inspirado en el pez caracol de la fosa de las Marianas, este robot chino ha sido capaz de nadar de forma autónoma y autopropulsada a casi 11.000 metros de profundidad. Aunque de momento sus funciones son muy limitadas, sus creadores creen que el diseño, flexible, blando y ligero, puede sentar las bases de la robótica submarina en condiciones extremas.

Robert Langer, catedrático de ingeniería química en el MIT
“No desarrollen nada por dinero, sino por el impacto que tendrá en la sociedad”

Langer, que cuenta con más de 1.400 patentes, 1.500 artículos científicos y unos 220 premios, entre ellos el Charles Stark Draper –el ‘Nobel’ de los ingenieros–, ayudó a crear la biotecnológica Moderna, que ha desarrollado una vacuna de ARN con la que ya se han comenzado a inmunizar cientos de miles de personas en Occidente. Precisamente, la tecnología que usa Moderna y el suero de Pfizer/BioNTech se basa en las nanopartículas que desarrolló este científico hace 40 años.