Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Dos sensores aportan información sobre el estado hídrico del viñedo

Investigadores de la Universidad Pública de Navarra han diseñado dos tipos de sensores cuyas tecnologías permiten obtener, mediante métodos novedosos y menos costosos, información sobre el estado hídrico del viñedo. El primero aporta datos sin entrar en contacto con la planta y el segundo es un sensor magnetoelástico que indica cómo está creciendo la vid.

Ensayo llevado a cabo en un viñedo. / UPNA

Un equipo multidisciplinar de la Universidad Pública de Navarra ha desarrollado dos sensores que informan sobre el estado hídrico del viñedo. Los resultados han sido publicados en las revistas Frontiers in Plant Science y Journal of Infrared, Millimeter and Terahertz Waves, y parcialmente en la revista IEEE Transactions on Magnetics.

El primero de los sensores proporciona información sin contacto con la planta, y opera captando información en terahercios, uno de los rangos del espectro electromagnético situado entre las microondas (las que necesitan el móvil o la televisión para funcionar) y las ondas infrarrojas.

Los investigadores simplificaron el diseño del sensor porque no necesitaba un gran ancho de banda, y presentaba una tecnología plana

“Estos dispositivos emiten una señal en terahercios y miden qué proporción de la señal es devuelta por el tronco de la viña –indica Gonzaga Santesteban García, profesor del departamento de Producción Agraria y líder del proyecto de investigación–. Se trata de la tecnología de reflectancia, sin contacto con la planta. De esta manera, podemos comprobar el estado hídrico de la planta. Es una técnica que no se había utilizado hasta ahora con este enfoque”.

Los investigadores simplificaron el diseño del sensor porque no necesitaba un gran ancho de banda, y presentaba una tecnología plana. Esto permitió una alta miniaturización y reducir de forma importante el coste por unidad, puesto que muchos de sus chips se pueden obtener comercialmente a un bajo precio.

El segundo de los sensores desarrollados se basa en un principio totalmente distinto. En este caso, se pretendía detectar, mediante sensores magnetoelásticos, los cambios que se producen a lo largo del día y de la noche en el tamaño del tronco o del sarmiento de la planta. Indica de este modo cómo está creciendo la vid.

Según explica Gonzaga Santesteban, este tipo de sensores presentan dos ventajas respecto a los clásicos dendrómetros que utilizan algunas bodegas. “Por un lado, se trata de una tecnología diferente que permite abaratar los costes y, por otro, hemos mejorado su flexibilidad, de forma que pueden colocarse no solo en el tronco, como hasta ahora, sino en distintas partes de la vid, como por ejemplo, en el racimo”, añade. Los resultados de este desarrollo también han sido parcialmente publicados en la revista “IEEE Transactions on Magnetics”.

El desarrollo de estos dispositivos se ha enmarcado dentro del Proyecto Europeo VITICS, que contaba con un presupuesto total de casi 564.000 euros, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Ejecutivo foral. En este proyecto, han participado los grupos de investigación de la UPNA de Fruticultura y Viticultura Avanzadas, que ha coordinado el trabajo; Antenas; Propiedades Físicas y Aplicaciones de Materiales; y Comunicación, Señales y Microondas. Además, han contado con la colaboración de las empresas Bodegas Ochoa (de Olite), Enonatura (de Villatuerta) y Cima-NTI (de Huarte-Pamplona).

Referencia bibliográfica:

Beato, J. J., Algueta-Miguel, J. M., de la Cruz Blas, C., Santesteban, L. G., Perez-Landazabal, J. I., & Gomez-Polo, C. (2016). "GMI Magnetoelastic Sensor for Measuring Trunk Diameter Variations in Plants". IEEE Transactions on Magnetics.

Fuente: UPNA
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Una plataforma estudiará los factores ambientales asociados a la pandemia

Un equipo internacional de científicos, liderado por la Universidad de Granada, ha desarrollado la primera plataforma del mundo que integra información de la COVID-19 con la de factores ambientales y meteorológicos. Esta herramienta ayudará a entender el efecto que las variables ambientales, como la temperatura, la humedad o los niveles de contaminantes, pueden tener en la pandemia.

Alt de la imagen
Una diminuta cámara robótica permite ver como un insecto

Instalada a bordo de escarabajos vivos, protagonistas del #Cienciaalobestia, una cámara inalámbrica y ultraligera permite capturar imágenes en primera persona del mundo de los insectos a muy pequeña escala. Esta tecnología, que logra grabar durante dos horas de forma continua, se podría aplicar para ampliar la visión en el campo de la navegación y la comunicación.