Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Sirven para medir las propiedades de objetos sobre la superficie terrestre

Drones y cámaras comerciales para obtener imágenes teledectadas

Un nuevo procedimiento permite obtener imágenes teledectadas multiespectrales –hasta ahora solo disponibles con plataformas proveedoras como Landsat o Airbus Defense & Space- a partir de fotografías tomadas con cámaras compactas o réflex instaladas sobre un dron. Gracias a este método, proyectos con presupuestos reducidos podrán disponer de imágenes teledetectadas, útiles para estudiar la superficie terrestre.

Imagen teledetectada de las Marismas del Tinto tratada con el procedimiento patentado por la US. / Emilio Ramírez

Un equipo de la Universidad de Sevilla (US) ha patentado un sistema para obtener imágenes teledectadas multiespectrales, hasta ahora restringidas a plataformas proveedoras como Landsat o Airbus Defense & Space, a partir de fotografías en RVA (rojo verde y azul) tomadas con cámaras compactas o réflex de calidad instaladas sobre un dron.

Las imágenes teledetectadas son aquellas obtenidas alejadas de la superficie terrestre, por ejemplo desde un satélite o un avión, y sirven para medir a distancia las propiedades de los objetos presentes en la superficie de la Tierra. El ojo humano sólo puede percibir radiaciones de una gama limitada del espectro electromagnético, por lo que estos instrumentos para teledetección fuera de las longitudes de onda visibles suponen una importante extensión de nuestro campo visual ya que proporcionan información adicional sobre el mundo físico que nos rodea.

“Nuestro procedimiento abarata costes porque no tienes que depender de terceros para obtener estas imágenes multiespectrales”, dice Ramírez

“Nuestro procedimiento abarata costes porque no tienes que depender de terceros para obtener estas imágenes multiespectrales”, señala Emilio Ramírez, investigador del grupo Composición, Arquitectura y Medio Ambiente de la US y autor principal de la patente.

“Sólo es necesario disponer de una cámara de fotos con una buena lente instalada en un dron y conocer los efectos atmosféricos que se pueden producir: profundidad óptica, temperatura, contaminación, viento, precipitaciones, etc. parámetros que controlamos todos los que trabajamos en teledetección” aclara el investigador.

Este aspecto es muy importante "porque los efectos atmosféricos influyen en la reflexión y refracción de los objetos que capta el sensor de la cámara, cambiando la radiancia y reflectancia de los mismos, lo que hace que el factor de forma radiativo varíe. No hay que olvidar que lo que vemos en las fotografías es un reflejo de la imagen real, así que es necesario controlar estos parámetros para llegar a resultados fiables”, señala Ramírez.

Aplicaciones diversas

El procedimiento patentado consiste en realizar dos tratamientos digitales específicos a las fotografías RVA desde cualquiera de los programas de procesamiento de imágenes teledetectadas existentes, hasta conseguir que éstas dispongan de todas las bandas del espectro, las cuales pueden combinarse como se desee para obtener diferentes tipos de información en función de las necesidades específicas del proyecto o estudio a desarrollar: controlar malas hierbas en una zona de cultivo, revelar el paso de vehículos en operaciones militares o detectar contaminantes en superficies acuáticas por ejemplo.

Se podrá usar para control de cultivos o de vehículos militares, así como para detectar contaminantes en superficies acuáticas, por ejemplo

“Hasta ahora no se había planteado ningún procedimiento capaz de obtener imágenes teledetectadas a partir de fotografías a color con una cámara normal sin el uso de ningún tipo de filtro incorporado en la propia cámara y con ausencia del infrarrojo cercano, por lo que estamos ante un método totalmente novedoso” indica Ramírez. Además, agrega, "es importante realizar una visita de campo para calibrar las imágenes obtenidas, lo que permitirá tener una referencia de cara a futuras investigaciones o toma de datos realizadas en la zona estudiada”.

Esta patente ha sido concedida con examen previo por la Oficina Española de Patentes y Marcas, lo que ratifica el valor de la misma. Además, ha sido extendida internacionalmente por procedimiento PCT, permitiendo su protección temporal en los 148 estados que forman parte de este tratado. El Secretariado de Transferencia de Conocimiento y Emprendimiento de la US ha sido el encargado de gestionar y tramitar estos resultados de investigación.

Fuente: UCC+i US
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Manuel Carro, experto en ‘apps’ de rastreo de la COVID-19
“Las aplicaciones para detectar contagios son un experimento que vale la pena probar”
Mónica G. Salomone

Ni panacea ni amenaza para la privacidad: las aplicaciones de seguimiento de interacciones, bien utilizadas, serán un complemento a los rastreadores humanos, según defiende el director del Instituto IMDEA Software. Este profesor de Informática en la UPM explica por qué están tardando en desarrollarse. “Quizá de haberlo hecho antes tendríamos menos rebrotes ahora”, dice. 

Alt de la imagen
Desarrollan un ecógrafo pulmonar para la detección y seguimiento de la COVID-19

Una nueva herramienta, desarrollada por un equipo del CSIC, toma imágenes de los pulmones y usa la inteligencia artificial para simplificar su interpretación. Incluye además un sistema de desinfección que reduce el riesgo de contagio del personal sanitario. La producción del dispositivo correrá a a cargo de la empresa española DASEL.