Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Los recortes económicos no comprometen el funcionamiento de su principal proyecto, el LHC

El Consejo del CERN aprueba su plan de actuación a medio plazo

El Consejo del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) ha aprobado su presupuesto para el periodo 2011-2015. Este plan supone que las contribuciones de los 20 Estados miembros se verán reducidas en 102 millones de euros en los próximos cinco años, lo que, junto a medidas para consolidar los sistemas de seguridad social del CERN, supone una reducción total de 259 millones de euros. El plan protege el principal proyecto del centro, el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) logrando ahorrar costes ralentizando el funcionamiento de otros programas.

Centro de control del LHC en el CERN. Foto: CERN

En una intensa serie de reuniones, que finalizan hoy, el Consejo del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), su máximo órgano de gobierno, ha aprobado por mayoría su plan de actuación para el periodo 2011-2015. Este plan fue presentado en la reunión del Consejo en junio, en la cual este organismo pidió a los responsables de la gestión del CERN introducir medidas de ahorro de costes. El plan aprobado supone que las contribuciones de los 20 Estados miembros se verán reducidas en 102 millones de euros en los próximos cinco años, lo que, junto a medidas para consolidar los sistemas de seguridad social del CERN, supone una reducción total de 259 millones de euros. El plan protege el principal proyecto del centro, el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) logrando ahorrar costes ralentizando el funcionamiento de otros programas. La dirección del CERN considera esto un buen resultado teniendo en cuenta la actual coyuntura económica.

“El plan que presentamos al Consejo está firmemente impulsado por la ciencia”, dijo el director general del CERN Rolf Heuer. “Reduce el gasto en investigación y consolidación a través de un cuidadoso y responsable ajuste del ritmo previsto inicialmente en una forma que no comprometa el futuro programa de investigaciones de forma indebida. Las reducciones serán dolorosas, pero en el entorno financiero actual, son adecuadas".

Entre los programas que se verán afectados está la actualización de la intensidad de los haces del LHC, lo cual impedirá a los experimentos acumular datos a mayor velocidad. Esto ocurrirá un poco más tarde de lo que se había previsto inicialmente, con un nuevo acelerador lineal conectado en 2016 en lugar de 2015.

Ninguno de los aceleradores del CERN funcionará en 2012. La decisión de parar el LHC en 2012 había sido tomada en febrero pasado por razones puramente técnicas. Con el programa de actuación aprobado, todo el complejo de aceleradores del CERN se unirá al LHC en un apagón de un año.

A más largo plazo, el plan permite la continuación de la I+D en el estudio de un colisionador lineal compacto, el llamado CLIC, y de fuentes de alta intensidad de protones, pero a un ritmo más lento de lo previsto inicialmente. El trabajo en CLIC puede proporcionar la tecnología para el desarrollo de una nueva máquina para profundizar en los descubrimientos realizados por el LHC, mientras que las fuentes de alta intensidad de protones permitirán al CERN desempeñar papel importante en los desarrollos globales de la física de neutrinos.

"La decisión del Consejo es muy importante para la ciencia europea", dijo el presidente del Consejo Michel Spiro. "Aunque el Consejo reconoce que los recortes serán dolorosos, reconocemos el excelente actuación del LHC y sus detectores, y por lo tanto se han tomado las decisiones que reduzcan al mínimo los trastornos en el CERN y su comunidad de usuarios global. La decisión del Consejo subraya el compromiso de Europa con la investigación básica, y es testimonio de la solidez del modelo CERN de colaboración internacional en la ciencia. El Consejo agradece el pragmatismo y el realismo de la gestión del CERN en proponer un verdadero ahorro de costes en tiempo de crisis”.

España es el quinto contribuyente al CERN, al que aporta un 8,9% del presupuesto, aportación proporcional al PIB y que se sitúa detrás de Alemania, Reino Unido, Francia e Italia. La participación española en el LHC se coordina a través del Centro Nacional de Física de Partículas, Astropartículas y Nuclear (CPAN), un proyecto Consolider-Ingenio 2010 formado por 26 grupos de investigación españoles en estas áreas de la Física.

Fuente: CERN/CPAN
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Una gota que se mueve botando sobre un fluido cumple una de las reglas fundamentales de la mecánica cuántica
SINC

Investigadores españoles han demostrado que el sistema de la gota caminante’ cumple una ecuación de cuantización que explica la aparición de niveles de energía de un sistema cuántico.

Marcus Chown, periodista científico, autor de ‘El instante mágico’
“Por qué el universo real tiene un gemelo matemático que lo imita en todos los sentidos sigue siendo un misterio”

Las predicciones matemáticas de fenómenos y objetos totalmente desconocidos a veces se hacen realidad y se observan por primera vez en el universo: nuevos planetas, agujeros negros, antimateria, neutrinos, ondas gravitacionales... El escritor y divulgador británico Marcus Chown relata en su última obra esos momentos ‘mágicos’ que cambiaron la historia de la ciencia y cómo los vivieron sus protagonistas.