Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El ‘Homo erectus’ de Gongwangling pudo ser el primer poblador de China

Un equipo del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana de Burgos ha participado en un estudio sobre los restos craneales hallados en el yacimiento chino. Los resultados indican que Asia pudo ser poblada por sucesivas poblaciones de esta especie en el Pleistoceno.

Restos del maxilar y dientes del cráneo de Gongwangling. /Xing Song

Investigadores del CENIEH forman parte de un equipo de científicos chinos, españoles y franceses, que acaba de publicar en la revista Journal of Human Evolution un estudio sobre el que posiblemente es el fósil humano más antiguo de China.

Los autores han empleado técnicas de micro-CT, morfometría geométrica y morfología clásica para indagar sobre los restos del maxilar y cinco dientes del cráneo del yacimiento chino de Gongwangling.

Este yacimiento se localiza en las vastas llanuras situadas en la ladera norte de las montañas de Quinling (provincia de Shaanxi, centro de China) y fue descubierto en 1963 por el científico Woo Ju-Kang. La antigüedad del yacimiento fue reevaluada en 2015 mediante estudios de paleomagnetismo de la región.

Los datos sugieren que los restos de Gongwangling datan de hace más de 1,6 millones de años, por lo que pudieron pertenecer a uno de los primeros humanos que colonizaron la actual China

Los datos sugieren que los restos de Gongwangling datan de hace algo más de 1,6 millones de años, por lo que pudieron pertenecer a uno de los primeros seres humanos que colonizaron la actual China.

Similitudes y diferencias 

Según los resultados de este estudio, existen similitudes entre los dientes de Gongwangling y los de otros yacimientos chinos algo más recientes: Meipu y Quyuan River Mouth; pero también cierta variabilidad, que sugiere una cierta diversidad de las poblaciones de Homo erectus que colonizaron Asia durante el Pleistoceno.

La importancia de este nuevo trabajo radica en la escasez de información sobre la colonización temprana de Asia.

La importancia de este nuevo trabajo radica en la escasez de información sobre la colonización temprana de Asia.

El yacimiento de Dmanisi (República de Georgia) ha proporcionado evidencias muy importantes sobre los primeros pobladores de Asia, que llegaron de África hace aproximadamente 2 millones de años. Pero falta mucha información para conectar Dmanisi con las poblaciones de Homo erectus clásico de China (Hexian, Yiyuan, Xichuan o Zhoukoudian), que vivieron en esta gran masa continental hace entre 400.000 y 800.000 años.

“El yacimiento de Gongwangling viene a llenar este enorme lapso temporal y sugiere que Asia pudo ser poblada por sucesivas poblaciones de la especie Homo erectus en diferentes momentos del Pleistoceno”, señala José María Bermúdez de Castro, coordinador del Programa de Paleobiología del CENIEH.

Características del cráneo Gongwangling

El cráneo Gongwangling presenta todas las características descritas en Homo erectus: cráneo bajo y muy alargado, de huesos muy gruesos, que protegían un cerebro de unos 780 centímetros cúbicos; frontal fuertemente inclinado, con arcos superciliares muy marcados y formando una especie de visera de doble arco encima de los ojos, parietales aplanados, que se elevan en la parte alta del cráneo formando una quilla sagital; anchura máxima de los parietales situada en la base del cráneo.

Se trata de un cráneo bajo y muy alargado, de huesos muy gruesos, que protegían un cerebro de unos 780 centímetros cúbicos; frontal fuertemente inclinado con arcos superciliares muy marcados 

El occipital de Gongwangling está incompleto, pero la reconstrucción muestra cómo este hueso gira de forma muy abrupta para formar la base del cráneo.

La estrecha colaboración entre los científicos de China, liderados por Liu Wu, del Institute of Vertebrate Paleontology and Paleoanthropology (IVPP), y los españoles del CENIEH para el estudio de los dientes fósiles de China, ha sido esencial en esta nueva investigación, en la que han participado también Laura Martín-Francés y María Martinón-Torres.

Referencia

Pan L., Zanolli C., Martinón-Torres M., Bermúdez de Castro J.M., Martín-Francés L., Xing S., Liu W. (2022). Early Pleistocene hominin teeth from Gongwangling of Lantian, Central China. Journal of Human Evolution (2022)

 

 

Fuente:
CENIEH
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados