Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El Museo Nacional de Ciencia y Tecnología inaugura en A Coruña la sala Cachivaches

Cachivaches, la nueva sala del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de A Coruña, ofrece un recorrido por las innovaciones del siglo XX. El visitante podrá ver cien objetos tecnológicos creados durante ese siglo o descubrir el avance científico del año en el que nació.

Los cachivaches son piezas útiles que se acaban convirtiendo en inútiles, de usar y tirar. / MUNCYT

Una nueva sala se inaugura hoy en la sede del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (MUNCYT) en A Coruña. Siglo XX: Cachivaches cuenta con 500 metros cuadrados y alberga cien espacios para otros tantos años del siglo XX.

En cada uno se ubica un objeto relacionado con la ciencia y la tecnología, muchas veces en clave de vida cotidiana (electrodomésticos, vehículos, productos, juguetes…).

También se exponen herramientas o útiles profesionales y, en algunos casos, materiales propios de industrias o laboratorios que han ayudado a definir el progreso tecnológico durante ese siglo. Cada año lleva, además, una ilustración representativa de la época (anuncio, fotografía, portada de periódico,...) y un cartel con los cinco inventos o sucesos tecnológicos más importantes de ese año.

Entre las piezas destacan un ordenador Macintosh Plus Apple, un SEAT 600 o una máquina de coser

El Director del MUNCYT, Ramón Núñez Centella, el Director General de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, José Ignacio Fernández Vera y la 2ª Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de A Coruña, Rosa María Gallego Neira, han inaugurado hoy este nuevo espacio.

El siglo XX es el primer siglo de la historia en el que se empiezan a crear cachivaches, de ahí el nombre de la sala, que son piezas útiles que se acaban convirtiendo en inútiles, de usar y tirar.

Resultará curioso para el visitante observar cómo objetos creados no hace mucho tiempo, como la Play Station de Sony (1994) es hoy una pieza de museo pues ha quedado totalmente obsoleta con el nacimiento de otras máquinas de videojuegos más modernas.

Grandes inventos convertidos cachivaches inútiles

Entre las piezas que se pueden ver, procedentes de donaciones de particulares y de diversas instituciones y empresas, destacan por ejemplo el Ordenador Macintosh Plus Apple (1986), un teclado de calculadora electrónica científica Texas Instrument (1977), un SEAT 600, una máquina de coser (1904), etc.

Con la inauguración de este nuevo espacio, el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología nos acerca a un siglo cargado de ciencia, innovación y tecnología, a una sociedad repleta de cambios, algunos positivos y exitosos, como el primer trasplante renal entre humanos realizado en Barcelona en 1965, el primero en España y otros no tanto, como el fracaso comercial en 1994 de la primera cámara digital Apple “QuickTake”, considerada como un producto adelantado a su tiempo.

Con motivo de la inauguración de esta sala, el Museo ha editado un catálogo con el mismo nombre que recoge una pequeña descripción de efemérides y objetos tecnológicos surgidos durante el siglo XX. Este catálogo estará próximamente disponible en versión digital en la web del museo.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Descubren cómo se pliega y mueve la pared del intestino midiendo sus fuerzas

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña han medido por primera vez las fuerzas celulares en miniintestinos de laboratorio, descifrando cómo se pliega y se mueve su pared interior. El estudio puede ayudar a entender mejor las bases de enfermedades como la celiaquía, la colitis y el cáncer, así como al desarrollo de nuevas terapias para patologías intestinales.

Nuevos biobots capaces de nadar

Imprimiendo un esqueleto flexible en 3D y añadiendo una cinta de hidrogel con células musculares, investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) han creado robots biológicos que avanzan por un líquido a velocidades sin precedentes. Estos biobots también reaccionan a estímulos eléctricos y ejercen fuerzas sorprendentes.