Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El Museo Nacional de Ciencias Naturales recibirá la ballena varada de Marbella

El Museo, centro perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, expondrá el esqueleto del cetáceo, y los tejidos pasarán a formar parte de las colecciones del centro.

Fachada de Zoología del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC).

El Museo Nacional de Ciencias Naturales recibirá en Madrid la osamenta y algunas muestras de los tejidos de la ballena que ayer, martes, falleció varada en la playa de La Petunia, en Marbella (Málaga). El esqueleto será expuesto en el Museo cuando finalicen las tareas de preparación de los restos, que suelen prolongarse un año. La donación ha sido realizada por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.
La conservadora de la colección de aves y mamíferos del Museo, la investigadora del CSIC Josefina Barreiro, valora la cesión: “Los esqueletos de ballena que se tenían hasta ahora en el Museo tienen más de 100 años, por lo que esta donación constituye una oportunidad única para este centro”.
Los tejidos pasarán a formar parte de la colección de tejidos y ADN del Museo, que cuenta en la actualidad con muestras de 40.000 especímenes, tanto vertebrados como invertebrados. La directora de esta colección, la investigadora del CSIC Isabel Rey explica: “Este material será accesible para cualquier científico del mundo, tanto ahora como en el futuro. Esta reserva de biodiversidad servirá para realizar investigaciones zoológicas y médicas”.
El ejemplar de ballena, que no pudo devolverse al mar a pesar del trabajo de un grupo de expertos, es una hembra de rorcual común de 19 metros de longitud y unas 40 toneladas de peso, que tiene su hábitat natural en el Mar de Alborán.

Fuente: CSIC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Las lágrimas de reptiles y aves se parecen a las humanas más de lo que se creía

Debido a la difícil manipulación de estos animales y a que producen escasas lágrimas, pocos equipos científicos se habían adentrado en el estudio de su composición. Un nuevo trabajo revela ahora que esta secreción es muy similar a la de las personas, pero cuenta con estructuras diferentes que podrían ayudar a mejorar los tratamientos oftalmológicos.

Alt de la imagen
Por qué unos peces se levantan más temprano que otros

El proyecto CLOCKS, iniciado el pasado 1 de junio, estudiará, por primera vez, el comportamiento circadiano a lo largo de la vida de los peces marinos, desde larvas hasta adultos, y su aplicación para las personas. La información pionera recogida en este trabajo permitirá entender sus ritmos biológicos y sus consecuencias a la hora de responder a presiones antrópicas como la pesca, el cambio climático o la contaminación.