Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El Nobel de Química 2009 premia el estudio de los ribosomas

Los investigadores estadounidenses Venkatraman Ramakrishnan y Thomas A. Steitz, junto al israelí Ada E. Yonath, son los galardonados con el Premio Nobel de Química de este año “por sus estudios sobre la estructura y función de los ribosomas”, según ha anunciado hoy la Real Academia Sueca de las Ciencias. El conocimiento de los mecanismos implicados en la síntesis de proteínas que realizan los ribosomas es esencial para el desarrollo de nuevos antibióticos.

Venkatraman Ramakrishnan, Ada E. Yonath y Thomas A. Steitz. Fotos: Premios Nobel.

El Premio Nobel de Química 2009 reconoce los estudios de uno de los procesos centrales de la vida: la traducción que realizan los ribosomas de la información del ADN. Los ribosomas son los orgánulos celulares que sintetizan las proteínas a partir de la información genética que les llega del ADN, aunque transcrita en forma de ARN mensajero (ARNm).

La Real Academia Sueca de las Ciencias ha premiado a Venkatraman Ramakrishnan (Chidambaran-India, 1952, aunque nacionalizado estadounidense), Thomas A. Steitz (Milwaukee-EE UU, 1940) y Ada E. Yonath (Jerusalén-Israel, 1939) por mostrar a nivel atómico el funcionamiento y la estructura de los ribosomas. Los tres investigadores han utilizado la técnica de cristalografía de rayos X para mapear la posición de cada uno de los cientos de miles de átomos que constituyen estos orgánulos.

El ADN lleva los datos de cómo será un ser humano, una planta o una bacteria, pero el trabajo de traducir esa información en materia viva, en proteínas, lo realizan los ribosomas. Así, se fabrica hemoglobina para transportar el oxigeno, anticuerpos para incorporarse al sistema inmune, o multitud de enzimas para degradar los nutrientes.

Además, como los ribosomas son diferentes en bacterias y humanos se pueden diseñar antibióticos específicos contra los microorganismos. Los tres galardonados con el Nobel han generado modelos en 3D que muestran como diferentes antibióticos se ligan a los ribosomas.

Ramakrishnan se doctoró en Física en 1976 en la Universidad de Ohio (EE UU) y trabaja en el Laboratorio de Biología Molecular MRC de Cambridge (Reino Unido). Steitz obtuvo su grado de doctor en Biología Molecular y Bioquímica en 1966 en la Universidad de Harvard y es profesor en la Universidad de Yale (ambas en EE UU).

Por su parte, la científica Ada E. Yonath se doctoró en 1968 en cristalografía de rayos X en el Instituto de Ciencia Weizmann de Israel, donde ahora continúa trabando. Este mismo mes ha publicado un nuevo artículo sobre los ribosomas en la el Journal of the Royal Society Interface. Los tres premiados compartirán a partes iguales el millón de coronas suecas que se otorga al Nobel de Química.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Una cita de Jane Austen codificada en un polímero

Investigadores de EE UU han utilizado un novedoso método de almacenamiento de datos moleculares para codificar un pasaje de una novela de la escritora británica Jane Austen en una serie de oligómeros. Para lograrlo, han comprimido el texto en una cadena de bits mediante un algoritmo.

Catalizado con éxito un producto ‘prohibido’

Investigadores del Instituto de Tecnología Química (CSIC-Universidad Politécnica de Valencia) han obtenido una molécula que no se podía conseguir hasta ahora a partir de la reacción de Mizoroki-Heck, un proceso crucial en química orgánica reconocido con el Premio Nobel. El método se podría aplicar para fabricar fármacos contra el cáncer de mama, productos cosméticos y nuevos materiales.