Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio aparece publicado en el último número de la revista ‘Laterality’

El cerebro detecta más rápido la felicidad que la tristeza

Las personas efectuamos juicios de valor sobre otras personas a partir de sus rasgos faciales. Un nuevo estudio, realizado por investigadores españoles y brasileños, muestra que, con sólo 100 milisegundos de exposición a una cara, somos capaces de detectar antes en las personas la alegría y la sorpresa que la tristeza o el miedo.

En cada ensayo se presentaban a la vez dos rostros con diferente expresión emocional en una pantalla de un ordenador. Foto: P. Ekman y W.V. Friesen.

Con sólo 100 milisegundos (0,1 segundos) de exposición a una cara, nuestro cerebro es capaz de tener una primera impresión de los aspectos sociales más sobresalientes de una persona. Otra cosa es que esa impresión sea acertada. Ahora un grupo internacional de expertos ha analizado las bases del procesamiento de expresiones emocionales y ha estudiado el patrón de asimetría cerebral de la percepción de gestos faciales positivos y negativos.

Los investigadores trabajaron con 80 estudiantes de psicología (65 mujeres y 15 hombres) para analizar las diferencias entre sus hemisferios cerebrales con la técnica de “campo visual dividido”, que se basa en las propiedades anatómicas del sistema visual

“La novedad del trabajo radica en que esta práctica garantiza que la información vaya a parar a un hemisferio cerebral u otro”, explica a SINC J. Antonio Aznar-Casanova, uno de los autores del estudio e investigador de la Universidad de Barcelona (UB).

Los resultados, publicados en el último número de la revista Laterality, muestran que el hemisferio derecho rinde mejor en el procesamiento de las emociones. “Sin embargo, esta ventaja parece ser más evidente cuando se trata de procesar rostros felices y sorprendidos que tristes y miedosos”, puntualiza el investigador.

“Las expresiones positivas o de acercamiento se perciben de forma más rápida y precisa que las negativas y de retraimiento. Así que la alegría y la sorpresa se procesan antes que la tristeza y el miedo”, señala Aznar-Casanova.

Las dos caras del cerebro

Esta investigación completa los estudios previos que ya habían señalado asimetrías cerebrales en el procesamiento de las emociones, y enriquece un debate internacional en el campo de la neurociencia cognitivo-afectiva: ¿cómo definir el modo exacto en que los seres humanos procesamos estas expresiones en rostros?

Las personas realizan deducciones sobre los rasgos de los rostros. “Estas inferencias pueden tener una gran influencia sobre un resultado electoral o una condena en un juicio, y han sido previamente estudiadas en campos como la criminología o la pseudo-ciencia de la fisiognomía”, subraya a SINC el neurocientífico.

En la actualidad, dos teorías “compiten” por explicar el patrón de asimetría cerebral en el procesamiento de emociones. La más antigua postula la dominancia del hemisferio derecho para el procesamiento de las emociones. La segunda se basa en la hipótesis del acercamiento-retraimiento, y considera que el patrón de asimetría cerebral depende del la emoción, es decir, que cada hemisferio procesa mejor ciertas emociones (el derecho, de retraimiento y el izquierdo, de acercamiento).

“Hoy en día disponemos de evidencias científicas a favor de las dos teorías, pero hay cierto consenso a favor de la lateralización de la experiencia emocional tal y como predice la hipótesis del acercamiento-retraimiento”, concluye Aznar-Casanova.

--------------

Referencia bibliográfica:
Torro-Alves, N.; Aznar-Casanova, J. A. y Fukusima, S.S. “Patterns of brain asymmetry in the perception of positive and negative facial expressions”. Laterality: Asymmetries of Body, Brain and Cognition, 14: 256 – 272, mayo de 2009.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Las personas mayores están infrarrepresentadas en los ensayos de fármacos contra la covid-19

Un estudio ha analizado la proporción de individuos de avanzada edad que participan en las pruebas de tratamientos y vacunas para el nuevo coronavirus. Además de las restricciones por edad y por presencia de patologías para proteger su salud, hay otras condiciones que limitan la participación de los ancianos, como el acceso a las tecnologías, y que pueden poner en riesgo las evaluaciones de efectividad y seguridad.

Esta investigadora ha logrado casi dos millones de euros para estudiar el lenguaje
Verónica Fuentes

Clara Martín, del centro de investigación vasco BCBL, acaba de conseguir 1,9 millones de euros de la Comisión Europea para llevar a cabo un estudio sobre ortografía y bilingüismo. Su trabajo tiene implicaciones en el tratamiento de trastornos del lenguaje, como la dislexia, y en el aprendizaje de lenguas.