Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio se publica en ‘Nature Cell Biology’

El ‘guardián’ de la diferenciación celular

Un equipo internacional de científicos, con participación española, ha descubierto que la enzima LSD1 controla el equilibro entre la renovación y la diferenciación de las células madre embrionarias humanas. El hallazgo abre nuevas posibilidades en la medicina regenerativa.

Vista al microscopio de una colonia de células madre embrionarias humanas sin diferenciar. Imagen: Thomtrance

“Es como un guardián que vigila que las células madre embrionarias no se diferencien en otras células o tejidos, pero que a la vez las mantiene preparadas para diferenciarse hasta que llega el momento adecuado”, explica Antonio Adamo, autor principal del estudio e investigador del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona (CMRB).

El científico define así a LSD1, una enzima modificadora de histonas (proteínas celulares reguladoras de la organización del material genético). El estudio, publicado hoy en Nature Cell Biology, revela que esta enzima controla el balance entre la auto-renovación y la diferenciación de las células madre embrionarias humanas.

Según los científicos, este conocimiento resulta fundamental para el desarrollo de nuevas estrategias que permitan obtener tipos celulares útiles para la medicina regenerativa.

Control de la expresión

La enzima LSD1 conserva los genes de diferenciación dentro de los límites y evite que su expresión se dispare de forma inadecuada. Este proceso se consigue con un balance de marcas epigenéticas, en el que LSD1 tiene un papel preponderante. Las marcas ajustan la actividad de los genes y son claves para determinar la identidad celular.

El próximo paso será estudiar la función de esta enzima durante la diferenciación en diferentes tejidos. Los científicos sospechan que pueda tener también un papel importante en la diferenciación de las células madre embrionarias humanas.

----------------------------------

Referencia bibliográfica:

Antonio Adamo, Borja Sesé, Stephanie Boue, Julio Castaño, Ida Paramonov, Maria J. Barrero, Juan Carlos Izpisua Belmonte. “LSD1 regulates the balance between self-renewal and differentiation in human embryonic stem cells”. Nature Cell Biology. 22 de mayo de 2011. DOI: 10.1038/ncb2246.

Fuente: SINC // CMRB
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Un nuevo estudio analiza el papel de la dieta para evitar el cáncer colorrectal

Una revisión de más de 80 trabajos concluye que tomar ácido fólico, magnesio y productos lácteos puede ayudar a reducir el riesgo de tumores de intestino y desmiente el efecto protector del ajo, la cebolla, el té, el café y el pescado. Se necesitan más investigaciones para confirmar estos resultados y establecer dosis.

Alt de la imagen
Descubierto el ‘reloj’ que marca la velocidad del desarrollo embrionario

Los embriones de humanos y ratones no crecen al mismo ritmo debido a la tasa de producción y eliminación de las proteínas celulares, más rápidas en el caso de las células de ratón. Este hallazgo, publicado en la revista Science, podría ayudar a comprender la evolución de los mamíferos y mejorar los métodos de la medicina regenerativa.