Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio se publica en 'Science'

El manto terrestre primigenio pudo contener grandes bloques de roca

Científicos de la Universidad de Maryland (EEUU) contradicen la teoría según la cual los materiales estaban mezclados en el manto durante los primeros años de formación de la Tierra. Según ellos, 20 millones de años después de la formación del sistema solar había bloques de roca en el manto terrestre que perduraron, por lo menos, 1.700 millones de años.

Representación artística de la formación primigenia de la tierra. Imagen: Wikipedia

En los primeros millones de años del planeta, los materiales se fueron separando en distintas zonas internas según su afinidad con el hierro. Mientras se constituía el núcleo y el manto, algunos elementos, como el tungsteno, siguieron también esta diferenciación.

Según el modelo más aceptado, en las primeras etapas de la formación de la Tierra el manto estaba constituido por una mezcla heterogénea de materiales que poco a poco fueron organizándose y dando lugar a la estructura actual. Ahora, un equipo de la Universidad de Maryland (EE UU) propone otra teoría de un manto estático con grandes bloques formados poco después que el sistema solar y que perduraron durante largos periodos de tiempo.

Los investigadores han analizado los datos isotópicos de dos depósitos de komatitas, rocas volcánicas formadas por lava proveniente del manto profundo, y aseguran que estas incluyen material de una reserva de tungsteno situada en el manto terrestre. Según sus conclusiones, este bloque se formó 20 millones de años después de la creación del sistema solar y duró, al menos, 1.700 millones de años.

“La preservación de esta reserva indica que el manto pudo no estar bien mezclado”, aseguran los investigadores.

Además plantean dos posibles modelos para explicar las variaciones isotópicas que han observado en Kostomuksha (Rusia) y Komati (Sudáfrica): la reserva primordial de tungsteno podría ser una región profunda del manto que sufrió una compensación de metales y silicatos, o producto de la diferenciación del magma a gran escala en el manto.

Referencia bibliográfica

Mathieu Touboul, Igor S. Puchtel y Richard J. Walker. “182W Evidence for Long-Term Preservation of Early Mantle Differentiation Products”. Science. 17 de febrero de 2012.

Fuente: Science
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
¿Conocemos la relación entre cambio climático y enfermedades infecciosas?

Aunque está ampliamente reconocido científicamente que las enfermedades infecciosas aparecen y reaparecen debido a la crisis climática, un estudio con participación de la Universidad Autónoma de Barcelona pone de manifiesto que el 48,9% de la población encuestada ignora esta relación.

Lanzado un nuevo Sentinel para vigilar la subida del nivel del mar
SINC

Este sábado se ha puesto en órbita el satélite Sentinel-6A Michael Freilich tras despegar desde EE UU a bordo de un cohete de SpaceX. Su potente altímetro radar ofrecerá mediciones sobre el ascenso de los océanos, un problema global que amenaza el modo de vida de los millones de personas que viven en las costas.