Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El orégano ayuda a combatir la inflamación

Una investigación muestra que el orégano contiene una sustancia que ayuda a la curación de la inflamación. El estudio, realizado de forma conjunta en la Universidad de Bonn (Alemania) y el Instituto Tecnológico (ETH) de Zurich (Suiza), ha sido publicado en el último número de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Planta del orégano. Foto: Llona

El estudio se centra en el ingrediente activo del orégano, conocido como beta-cariofilina (E-BCP), administrado a ratones que sufrían inflamación en las patas. Los resultados revelan una mejoría posterior de los síntomas en siete de cada diez casos y confirman que el E-BCP podría ser útil frente a trastornos como la osteoporosis y la arteriosclerosis.

El E-BCP es un ingrediente muy común en la naturaleza, típico de muchas especias y plantas comestibles como la albahaca, el romero, la canela y la pimienta negra. Cada día llegamos a consumir hasta 200 miligramos de esta molécula con forma de anillo.

Hasta ahora, no existía literatura científica sobre el efecto beneficioso que puede ejercer esta sustancia sobre el organismo. ”Nuestros resultados revelan que el E-BCP inhibe la inflamación“, ha declarado uno de los autores, Andreas Zimmer de la Universidad de Bonn. Asimismo, “experimentos realizados en ratones han demostrado que está sustancia también es eficaz frente a la osteoporosis.”

La beta-cariofilina se une a estructuras de receptores específicos en la membrana celular, los denominados receptores cannabinoides CB2, y produce una modificación en el comportamiento celular. “Hemos utilizado el E-BCP en el tratamiento de ratones con inflamación de las patas y hemos observado una disminución posterior de la inflamación hasta en el 70% de los casos “, explicó Jürg Gertsch del ETH de Zurich (Suiza).

El orégano no te “coloca”

El E-BCP podría constituir, por consiguiente, la base de nuevos fármacos. Además, a diferencia de otras sustancias que afectan a los receptores CB2, la beta-cariofilina no produce intoxicación. Este receptor CB2 tiene un receptor hermano denominado CB1, más conocido por los farmacólogos. El CB1 se encuentra en las células nerviosas cerebrales sobre las que se pueden unir determinados ingredientes de la planta del cannabis.

Los receptores CB1 y CB2 presentan una relación muy estrecha. Por ello, las sustancias que estimulan el receptor CB2 presentan con frecuencia un efecto intoxicante. Esto es diferente con el E-BCP, ya que es el primer agente natural conocido que se une específicamente a los receptores CB2 y no a los CB1, hecho que explica porqué no conseguimos un “colocón” con el orégano.

Estos receptores son parte del sistema endocannabinoide. Si este sistema se descontrola pueden aparecer trastornos cardiacos, alergias y dolor crónico, o incluso podría verse afectada la memoria. “Los endocannabinoides son producidos por el propio organismo y mantienen su propio equilibrio” explica Zimmer. De esta manera, en el caso de la inflamación actúan como un freno, previniendo una reacción exagerada del sistema inmunitario, evitando así que la reacción defensiva inmunitaria se descontrole.

Según la investigación publicada en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences” (PNAS), el E-BCP podría contribuir también al control de trastornos crónicos como la enfermedad de Crohn, una enfermedad inflamatoria del aparato digestivo. “Este compuesto podría convertirse en un factor dietético importante en la inhibición de este tipo de enfermedades actuales”, especula Gertsch.

No obstante, cualquier persona que aderece todas sus comidas con orégano no estará necesariamente más sana. “El sistema endocannabinoide empieza a actuar cuando se ha destruido el equilibrio de los procesos metabólicos “, declara Zimmer. “Es similar a los antidepresivos que, aunque ayudan en casos de depresión, no actúan mejorando el estado de ánimo de una persona sana”.

-------------

Referencia bibliográfica:
Jürg Gertsch, Marco Leonti, Stefan Raduner, Ildiko Racz, Jian-Zhong Chen, Xiang-Qun Xie, Karl-Heinz Altmann, Meliha Karsak, Andreas Zimmer. “Beta-caryophyllene is a dietary cannabinoid”. Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) 105:26 (9099-9104) JUL 2008.

Fuente: Universidad de Bonn (Alemania)
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Las personas mayores están infrarrepresentadas en los ensayos de fármacos contra la covid-19

Un estudio ha analizado la proporción de individuos de avanzada edad que participan en las pruebas de tratamientos y vacunas para el nuevo coronavirus. Además de las restricciones por edad y por presencia de patologías para proteger su salud, hay otras condiciones que limitan la participación de los ancianos, como el acceso a las tecnologías, y que pueden poner en riesgo las evaluaciones de efectividad y seguridad.

Alt de la imagen
Esta investigadora ha logrado casi dos millones de euros para estudiar el lenguaje

Clara Martín, del centro de investigación vasco BCBL, acaba de conseguir 1,9 millones de euros de la Comisión Europea para llevar a cabo un estudio sobre ortografía y bilingüismo. Su trabajo tiene implicaciones en el tratamiento de trastornos del lenguaje, como la dislexia, y en el aprendizaje de lenguas.