Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Biomedicina y Salud
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El ruido del tráfico puede perjudicar el embarazo

El incremento de los partos prematuros, el bajo peso al nacer o el aumento de la mortalidad en recién nacidos están relacionados con los altos niveles de tráfico, según un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores españoles. Así, las grandes ciudades podrían convertirse en un factor de riesgo para las mujeres que se encuentren en las últimas etapas de su embarazo.

Cristina Linares, investigadora en la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III (ENS-ISCIII), encabeza la investigación sobre la relación entre el ruido del tráfico y sus consecuencias en el embarazo. / ENS-ISCIII

Un estudio realizado por investigadores de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III (ENS-ISCIII) ha relacionado, por vez primera, el ruido del tráfico en la ciudad Madrid con variables implicadas en el embarazo. La investigación acaba de ser publicada en la revista Epidemiology.

El trabajo, liderado por Cristina Linares, muestra que existen asociaciones estadísticamente significativas entre el ruido de tráfico diurno en Madrid y el aumento de partos prematuros (aquellos inferiores a las 37 semanas de gestación), el bajo peso al nacer (peso inferior a 2,5 kg) y la mortalidad fetal (niños que nacen muertos o que fallecen en las 24 primeras horas de vida).

Según esta investigación realizada en la capital, durante el periodo entre 2001 y 2009 nacieron cerca de 23.000 niños con bajo peso, más de 24.000 partos fueron prematuros y la mortalidad fetal fue de 1.200 niños.

Los investigadores señalan que el ruido puede ser un factor estresante capaz de influir en el tramo final de la gestación

Los expertos estiman que la disminución de 1 dB(A) en los niveles medios de ruido diurno en Madrid podría reducir el número de nacidos con bajo peso en un 6,4%; los partos prematuros en un 3,2% y la mortalidad fetal en un 6%.

La importancia de reducir la contaminación

No obstante, esta posible solución a los problemas generados por el tráfico urbano, es independiente de los efectos que produce la contaminación atmosférica química, que también influye en el embarazo.

Como conclusiones, los investigadores sostienen que el ruido puede ser un factor estresante capaz de influir en el tramo final de la gestación, en el sentido que puede relacionarse con mayor número de partos prematuros que llevarían asociados menor peso de los nacidos y en algunos casos extremos que estos no sean viables.

Referencia bibliográfica:

Julio Díaz, Cristina Linares. “Traffic noise and adverse birth outcomes in Madrid: A time-series analysis”. Epidemiology DOI: 10.1097/EDE.0000000000000406 16 de octubre de 2015

Fuente: ENS-ISCIII
Derechos: Creative Commons