Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El uso de herramientas es ‘innato’ en los chimpancés pero no en los bonobos

Los chimpancés y los bonobos son los dos parientes vivos más cercanos de los humanos. Sin embargo, a pesar de estar tan estrechamente relacionados en el árbol evolutivo, estas dos especies difieren enormemente en la forma en la que utilizan las herramientas. Según un estudio liderado por la Universidad de Zurich (Suiza), los chimpancés tienen una predisposición ‘innata’ para manipular objetos desde que son crías.

Un chimpancé joven juega con ramas. / Kathelijne Koops

Los chimpancés (Pan troglodytes) son los animales que usan la gama más diversa de herramientas, después de los seres humanos. Por ejemplo, utilizan palos para ‘pescar’ hormigas y termitas, piedras para romper nueces, así como para el aseo personal y para comunicarse. Por su parte, los bonobos (Pan paniscus) rara vez utilizan herramientas y en ningún caso lo hacen para buscar comida.

"La cuestión de qué hace que un individuo utilice herramientas es clave en la evolución humana", apunta Kathelijne Koops, de la Universidad de Zurich (Suiza), que lidera el estudio en colaboración con la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y la Universidad de Kioto (Japón).

El origen de la habilidad del uso de herramientas en humanos podría hallarse en esta brecha entre el diferente uso que hacen los chimpancés y los bonobos

Por esta razón, el origen de la habilidad del uso de herramientas por parte de los humanos podría hallarse en esta brecha entre el diferente uso que hacen los chimpancés y los bonobos.

Los científicos de este estudio, que publica la revista Scientific Report, llevaron a cabo un seguimiento minucioso de una comunidad de chimpancés y bonobos salvajes en Uganda y República del Congo (África) durante meses. Para ello, catalogaron no solo el uso que hacían de las herramientas que encontraban, sino también todo el potencial para emplearlas en diferentes ambientes o dentro de su grupo social.

También investigaron la propensión innata para la manipulación de estos objetos en primates jóvenes, con independencia de que dicho objeto se implementara como una herramienta en sí o no.

Bonobos jóvenes que participan en juegos sociales. / Kathelijne Koops

Bonobos jóvenes que participan en juegos sociales. / Kathelijne Koops

¿Su uso es innato, depende del entorno o lo aprenden?

Los investigadores encontraron que las oportunidades que les proporciona el ambiente en el que viven no explican las diferencias en el uso entre especies. Los bonobos tienen acceso a más herramientas y oportunidades de forrajeo que los chimpancés: de árboles con nueces a nidos de hormigas, o de piedras a arbustos.

Los chimpancés manipularon mucho más los objetos que los bonobos, y jugaron también en mayor medida por su cuenta

Tampoco es cuestión de roles sociales. De hecho, los bonobos jóvenes pasan más tiempo con sus madres, y tienen a más individuos de su especie en las proximidades durante más tiempo que los chimpancés jóvenes. Estas crías de bonobo jóvenes también tenían parejas más sociales que los chimpancés jóvenes.

Sin embargo, los chimpancés manipularon mucho más los objetos que los bonobos, y jugaron también en mayor medida por su cuenta. “Esta es una diferencia visible en individuos muy jóvenes”, dice Koops. “De hecho –añade– esta es la primera evidencia que muestra esta diferencia en la predisposición innata para el uso de herramientas en nuestros primos evolutivos más cercanos”.

Los chimpancés están predispuestos hacia los objetos de una manera diferente a los bonobos, según Koops, que llevó a cabo el trabajo desde la División de Antropología Biológica de la Universidad de Cambridge, y en el Instituto de Antropología y el Museo de la Universidad de Zurich.

"Dada la estrecha relación evolutiva entre estas dos especies y los seres humanos, la observación de las diferencias en el uso de herramientas entre chimpancés y bonobos puede ayudarnos a identificar las condiciones que llevaron a la evolución de la tecnología humana”, asegura la científica.

"Nuestros hallazgos sugieren que una predisposición innata, o una motivación intrínseca, para manipular objetos fue seleccionada por el linaje homínido y desempeñó un papel clave en la evolución de la tecnología en nuestro propio linaje”, concluye.

Referencia bibliográfica:

Kathelijne Koops, Takeshi Furuichi y Chie Hashimoto. “Chimpanzees and bonobos differ in intrinsic motivation for tool use” Scientific Report 16 de junio de 2015.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
El plástico dentro de las medusas refleja el impacto de la contaminación de los océanos

Un grupo de científicos de Gran Canaria ha fotografiado por primera vez medusas ingiriendo plásticos en el Atlántico Norte. El 97 % de los organismos analizados, que constituyen sobre todo presas para otros animales, confirmó la presencia de microplásticos, lo que demuestra la entrada de estos contaminantes en la cadena trófica marina.

Los primeros ganaderos del Neolítico ya modificaban el ciclo de reproducción de las ovejas

El estudio de los restos de animales encontrados en el yacimiento de la cueva de Chaves (Huesca), liderado por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha permitido obtener datos inéditos sobre el control reproductivo y alimentario de los primeros rebaños de ovejas domésticas en el occidente mediterráneo.