Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

En España, tres de cada 1.000 habitantes requieren cuidados paliativos en el domicilio

El estudio Apaso, cuyos resultados publica en su último número Gaceta Sanitaria, estima que 309 de cada 100.000 habitantes de nuestro país requieren este tipo de cuidados en el domicilio.

Se define como paliativo el cuidado activo y holístico de pacientes con enfermedad progresiva y avanzada mediante el tratamiento del dolor y de otros síntomas y la provisión de apoyo psicológico, social y espiritual. Su objetivo último es conseguir la mayor calidad de vida para el paciente y la familia.

El estudio Apaso (Atención paliativa y de soporte de los equipos de atención primaria en el domicilio) se realizó sobre una población de 282.216 personas mayores de 14 años atendidas por 218 profesionales sanitarios de atención primaria entre octubre de 2007 y marzo de 2008 en el Principado de Asturias, Castilla y León, Extremadura, La Rioja y la Comunidad Valenciana. En estas cinco comunidades autónomas, se calcula que 422 personas por cada 100.000 habitantes mayores de 14 años requieren cuidados paliativos y de soporte.

En su mayoría son mujeres (553 frente a 287 hombres por cada 100.000), y aunque se detectan en todas las edades, el aumento es exponencial a medida que pasan los años, hasta alcanzar al 5% de la población mayor de 85 años.

La investigación tiene en cuenta dos tipos de paciente, el terminal y el que tiene una incapacidad funcional. Los primeros son aquellos que padecen una enfermedad progresiva y avanzada con escasa o nula posibilidad de respuesta al tratamiento curativo y un pronóstico de vida limitado, con una alta probabilidad de fallecimiento en los seis meses siguientes. Representan el 12,5% del total de pacientes que requieren cuidados paliativos en el domicilio, sin diferencias significativas entre sexos. El 57,7% de estos enfermos terminales presenta algún tipo de tumor maligno.

La incapacidad funcional, por otro lado, es el factor más frecuente de atención domiciliaria. El 87,5% de los pacientes de este estudio requiere asistencia en el hogar por un problema de salud que les impide realizar por sí mismos las actividades de autocuidado y de la vida cotidiana. En estos casos, la prevalencia es mucho más elevada en las mujeres (un 69,5%) que en los hombres.

Las enfermedades del aparato circulatorio, con un 22%, son las más frecuentes entre los pacientes que precisan de cuidados paliativos y de soporte en el domicilio, principalmente entre los clasificados con incapacidad funcional.

Los autores de este estudio destacan que la atención paliativa no es una característica exclusiva de los pacientes con enfermedades rápidamente progresivas, como el cáncer o las neurodegenerativas. Supone un importante problema de salud pública, ya que la mayoría son personas mayores que sufren procesos crónicos e incurables que repercuten de forma importante en su salud y requieren de cuidados de soporte básicos para el mantenimiento de la calidad de vida y la relación con el entorno.

Artículo original: Tomás Vega et al. Atención sanitaria paliativa y de soporte de los equipos de atención primaria en el domicilio. Gaceta Sanitaria 2011. 25:205-210.

Fuente: GACETA SANITARIA
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
ANÁLISIS
Vacunación contra la covid-19: convencer, mejor que obligar
Itziar de Lecuona y Fernando García López

Con la inmunización voluntaria se armoniza el respeto a las personas con el logro del bien común sin tener que recurrir a la obligatoriedad para preservar la salud de la población.

Estas son algunas de las profesiones asociadas con un consumo excesivo de alcohol

Los datos aportados por más de 100.000 británicos durante cuatro años han permitido encontrar pruebas de que los profesionales de determinados oficios son más proclives a convertirse en bebedores habituales. Entre ellos están los trabajadores del ocio nocturno y de la limpieza industrial, profesores de autoescuela, escayolistas y altas directivas.