Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ciencias de la Vida

Hallan indicios de dentición primitiva en restos de ‘Homo sapiens’ en China

El análisis de restos de un esqueleto encontrado en una cueva en China ha revelado características dentales sorprendentes en una población del Paleolítico Superior. Para encontrar esos caracteres con alta frecuencia es necesario remontarse a los primeros representantes del género Homo e incluso a los Australopithecus, según señalan investigadores del CENIEH de Burgos que han participado en el trabajo.

Dentición superior (izquierda) e inferior (derecha) de Dushan 1/ Wei Liao. / CENIEH

Un estudio publicado hoy en la revista Scientific Reports sobre los restos esqueléticos hallados en la Cueva de Dushan, en Linfeng, al sur de China, revela características dentales sorprendentes para una población del Paleolítico Superior.

Según los coautores, María Martinón Torres y José María Bermúdez de Castro, del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), para encontrar esos caracteres con alta frecuencia es necesario remontarse a los primeros representantes del género Homo e incluso a los Australopithecus.

Los científicos agregan que “no es que tales rasgos hayan desaparecido por completo en las poblaciones modernas de China, sino que su presencia conjunta en el individuo conocido como Dushan 1 confiere un cierto aspecto primitivo a su dentición”.

Existe la posibilidad de que Dushan 1, cuyos restos se han datado entre 15.280 y 12.765 años de antigüedad, represente la variabilidad normal de una población poco conocida en un vasto territorio. Esta hipótesis podrá ser contrastada con nuevos estudios de poblaciones del mismo período.

Se podría proponer el mestizaje de los primeros ‘Homo sapiens’ con grupos residentes ancestrales

Caracteres primitivos

“Tal vez estemos ante un caso de aislamiento prolongado de un grupo en un determinado territorio, en el que se han conservado caracteres primitivos de los primeros representantes de Homo sapiens en China”, señala Bermúdez de Castro.

Finalmente, se podría proponer el mestizaje de los primeros Homo sapiens con grupos residentes ancestrales. Los descendientes de esa hibridación habrían llegado hasta el final del Pleistoceno, mostrando en su aparato dental las evidencias de una historia evolutiva muy particular.

La variabilidad de los humanos del Pleistoceno de China se conoce menos que la de los africanos y europeos. Sin embargo, la balanza se está equilibrando poco a poco. Los fósiles más antiguos se van conociendo cada vez mejor y su interpretación ya entra en los modelos generales. Tal vez, el mayor de los problemas reside en el estudio de las poblaciones más recientes de finales del Pleistoceno, ya que su interés ha sido menor para los expertos internacionales.

“El esqueleto de Dushan 1 abre grandes posibilidades para que mostremos interés en esa época tan poco conocida del Pleistoceno de China. Sabemos que queda mucho por aprender sobre la peculiar dinámica de las poblaciones de nuestra especie, que se movieron desde África para colonizar todo el planeta”, concluye Martinón Torres.

Referencia bibliográfica:

Wei Liao, Song Xing, Dawei Li, María Martinón-Torres, Xiujie Wu, Christophe Soligo, José María Bermúdez de Castro, Wei Wang, Wu Liu. “Mosaic dental morphology in a terminal Pleistocene hominin from Dushan Cave in southern China”. Scientific Reports (2019).

Fuente: CENIEH
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Las migraciones y el mestizaje de la prehistoria reciente perduran en el ADN de los franceses

Como ocurre con otros países europeos, la demografía francesa es el resultado de milenios de olas migratorias humanas procedentes de otras regiones del continente. Al reconstruir la evolución genética de las poblaciones que vivieron en el país hace entre 9.000 y 2.000 años, un equipo de científicos muestra la influencia que tuvieron los movimientos de agricultores y cazadores-recolectores de Asia Menor y Europa del Este en el genoma actual de la sociedad.

Alt de la imagen
Los primeros ladrones de comida del mundo animal
Estos animales marinos soportaron a los parásitos más antiguos que se conocen

Un equipo de científicos ha descubierto la relación entre parásito y huésped más arcaica conocida, la de un tipo de braquiópodos –muy parecidos a las almejas– que conservan en sus conchas unos tubos que robaban su comida. El hallazgo retrasa los orígenes de esta práctica en más de 25 millones de años.