Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Histórico aterrizaje vertical de un cohete

Después de años de ensayos y fracasos, la compañía SpaceX ha logrado por fin aterrizar un cohete no tripulado, el Falcon-9, tras despagar y soltar varios satélites en el espacio. La hazaña supone todo un hito en la reutilización de cohetes, un avance que ayudará a reducir los costes de los lanzamientos y el problema de la basura espacial.

Aterrizaje de Falcon-9 en una plataforma cerca de Cabo Cañaveral. / SpaceX

El cohete Falcon-9 de la empresa aeroespacial estadounidense SpaceX ha despegado este lunes desde Cabo Cañaveral, ha dejado once satélites en el espacio y ha vuelto a aterrizar sin novedad en tierra.

El logro se considera todo un hito en el camino hacia la reutilización de los lanzadores y la reducción de los costes de las operaciones espaciales, especialmente desde el ámbito privado. "Bienvenido de vuelta, baby!," tuiteó el presidente de la compañía, Elon Musk, tras el éxito de esta misión, denominada ORBCOMM-2.

Falcon-9 dejó varios satélites en el espacio y aterrizó de forma vertical en 10 minutos

El vuelo de Falcon-9, que mide unos 68 metros de altura, duró unos 10 minutos. Durante ese tiempo entregó los satélites de comunicaciones, alcanzó los 200 km de altura, regresó y descendió hasta depositarse de forma vertical en una plataforma de aterrizaje situada a casi 10 km al sur de la del lanzamiento. La emoción y las muestras de júbilo se desbordó en la estación de seguimiento en tierra.

La hazaña de la operación llega después de los fracasos de este año, uno en enero, cuando el cohete aterrizó de forma accidentada por diversos fallos; y la otra en junio, que fue mucho peor, ya que explotó tras el despegue mientras llevaba al carguero Dragon con suministros para la Estación Espacial Internacional (ISS).

SpaceX tiene un contrato de 1.600 millones de dólares con la NASA para suministrar material a la ISS, un encargo que se verá reforzado con el éxito de esta semana. El objetivo de la compañía es revolucionar la industria de los lanzadores, que hasta ahora ha perdido millones de euros en las piezas y maquinaria que se descartan tras cada lanzamiento.

video_iframe

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Listos los instrumentos del telescopio espacial europeo Euclid

La misión Euclid de la Agencia Espacial Europea (ESA), que mapeará el universo en 3D y ayudará a investigar la materia y energía oscuras, ha superado un nuevo hito antes de su lanzamiento en 2022. Se han completado y entregado sus dos instrumentos, uno de ellos con una rueda de filtros ‘made in spain’, para integrarlos con el resto del telescopio en las instalaciones de Airbus en Toulouse (Francia).

Alt de la imagen
La nave Crew Dragon se acopla con éxito a la estación espacial internacional

Los astronautas Robert Behnken y Douglas Hurley de la NASA han llegado este domingo a la estación espacial internacional a bordo de una capsula fabricada por la compañía SpaceX, un viaje que inaugura la nueva era de vuelos comerciales tripulados al espacio.