Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Identifican las zonas del genoma implicadas en la respuesta al litio en trastorno bipolar

Los datos clínicos y genéticos de más de 2.500 pacientes con trastorno bipolar han servido para determinar qué zonas del genoma están implicadas en la respuesta al tratamiento con litio.

Unidad de Trastorno Bipolar del Hospital Clínic de Barcelona y del IDIBAPS.

Investigadores de Hospital Clínic, IDIBAPS, Universitat de Barcelona (UB) y el CIBER de Salud Mental (CIBERSAM), dependiente del Instituto de Salud Carlos III, han participado en un estudio internacional, publicado en la revista The Lancet, en el que se ha descubierto una zona del genoma implicada en la respuesta al litio en trastorno bipolar. Este estudio es el mayor análisis genético mediante GWAS (Genome-Wide Association Study) realizado hasta la fecha sobre la respuesta a esta medicación y se han incluido datos de más de 2.500 pacientes con la enfermedad.

El litio es el tratamiento de primera línea para el trastorno bipolar, una enfermedad crónica que se presenta en forma de episodios y caracterizada por fluctuaciones en el estado de ánimo. Poco se sabe sobre su mecanismo de acción y estudios previos sugieren que la respuesta de los pacientes al litio puede tener una base genética, aunque los resultados no son reproducibles ni concluyentes.

El litio es el tratamiento de primera línea para el trastorno bipolar, una enfermedad crónica caracterizada por fluctuaciones en el estado de ánimo

Para el estudio, los investigadores han evaluado los datos clínicos y genéticos de más de 2.500 pacientes con trastorno bipolar para determinar qué zonas del genoma están implicadas en la respuesta al tratamiento con litio. Los resultados demuestran la asociación entre unas variantes genéticas localizadas en el cromosoma 21 y la respuesta a esta medicación. La región genética asociada incluye dos regiones largas de ARN no codificante.

Para validar si estas regiones detectadas están relacionadas con la respuesta al tratamiento, los investigadores del consorcio realizaron un estudio con 73 pacientes tratados con litio en monoterapia durante dos años y confirmaron que los marcadores genéticos encontrados ayudan a predecir las recaídas de los pacientes con este trastorno cuando son tratados con litio.

Eduard Vieta, coautor del estudio, explica que la relevancia de los resultados es doble: “Por un lado, facilitan la identificación de pacientes que pueden responder de forma favorable al litio, en un paso más hacia la medicina personalizada aplicada a la salud mental. Y por otro, sugieren la existencia de un nuevo mecanismo de acción del litio que podría sentar las bases para futuros tratamientos más eficaces y seguros”.

Referencia:

Genetic variants associated with response to lithium treatment in bipolar disorder: a genome-wide association study

Fuente: Hospital Clínic de Barcelona
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Día Mundial de la Menopausia
El 90 % de las mujeres con menopausia sufre sofocos, sequedad o dolor articular

La mayoría de las mujeres que ya no tienen la regla afirman sufrir alguno de los síntomas asociados a esta etapa de la vida. Un 34,5 % se encuentra en situación de sobrepeso y el 17,4 % reconoce que tiene obesidad. El 67,2 % mantiene una vida sexual activa.

Descubren un mecanismo rápido de autorreparación muscular

Un equipo científico de España y Portugal ha descubierto un proceso de regeneración muscular, que se basa en la reordenación de los núcleos de las fibras musculares y que es independiente de las células madre. Este hallazgo mejorará la comprensión de la maquinaria celular implicada en la reparación muscular.