Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Implantes dentales bioinspirados

Nuevas tecnologías como por ejemplo la nanobioingeniería y la funcionalización de superficies han hecho posible que los pacientes que acuden a la consulta de odontología para un implante dental puedan volver a su casa pocas horas después con los nuevos implantes y los nuevos dientes colocados, y con la posibilidad de recuperar el movimiento y la fuerza maxilares en una o dos semanas.

Todo ello era, hasta ahora, impensable, puesto que el implante dental se fijaba al hueso maxilar mediante un tornillo metálico, intervención que requería una recuperación que se prolongaba de dos a cuatro meses.

A este avance tecnológico ha contribuido el primer implante dental bioactivo, diseñado y patentado por el Grupo de Investigación de Biomecánica, Biomateriales e Ingeniería de Tejidos, en el marco de la Cátedra UPC-Klockner Implantes.

Fijación en siete días
El implante de titanio presenta una superficie de apatita (fosfato de calcio, con contenido mineral idéntico al del hueso humano), que produce una rápida adhesión, proliferación y diferenciación de las células osteoblásticas humanas y genera una rápida formación de tejido óseo (proceso de osteointegración), con lo que la fijación del implante al hueso se consigue en un periodo de siete días. “Es un implante biomimético capaz de interactuar con el organismo vivo”, explica el investigador Xavier Gil.

La integración de la superficie de titanio en el tejido es tan precisa que no deja lugar a posibles infecciones. El nuevo implante dental permite la incorporación de piezas dentales a pacientes con déficit óseo, con diabetes o de edad avanzada con poca actividad metabólica ósea.

Asimismo, abre nuevas posibilidades a la introducción de fármacos de forma controlada al organismo y de proteínas que aumenten la regeneración ósea, que pueden ser muy eficaces en problemas derivados del cáncer oral o bien en patologías de formación ósea. La explotación de esta patente convertirá a España en el primer país que posea un implante dental bioactivo.
Este proyecto hace tangible uno de los principios de la Cátedra UPC-Klockner Implantes, contribuir para que cirujanos y protésicos puedan ofrecer soluciones definitivas a pacientes con problemas dentales.

Cátedra UPC-Klockner Implantes
francesc.xavier.gil@upc.edu
pablo.sevilla@upc.edu
93 401 07 11

Oficina de Medios de Comunicación
Universidad Politécnica de cataluña
Tel. 93 401 61 43
oficina.mitjans.comunicacio@upc.edu

Fuente: Universidad Politécnica de Cataluña (UPC)
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados