Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Es capaz de andar y evitar obstáculos, levantarse del suelo o chutar una pelota

Investigadores de la Politécnica de Valencia crean un microrobot humanoide, bautizado con el nombre de MicroBiro

Investigadores del Instituto ai2 de la Universidad Politécnica de Valencia han desarrollado un nuevo microrobot humanoide de reducido tamaño, al que han bautizado con el nombre de MicroBiro. El robot es capaz de desplazarse con total autonomía, evitando obstáculos, así como levantarse del suelo después de una caída, e incluso chutar una pelota. En unos meses, se prevé que una nueva generación de MicroBiro sea capaz de disputar pequeños partidos de fútbol con otros robots.

MicroBiro integra la más avanzada tecnología en el campo de la robótica y la automática. Se compone de un procesador de altas prestaciones, sensores de distancia, un acelerómetro para evaluar su estabilidad y veinte pequeños accionadores para los movimientos de tobillo, rodilla, cadera, torso, brazos y cabeza del humanoide.

“Esto supone una elevada movilidad y permite que el robot pueda llegar a realizar movimientos complejos. MicroBiro posee unas posibilidades de cálculo y computación de altas prestaciones”, destacó el investigador del ai2 y coordinador del desarrollo del robot Juan Francisco Blanes.

El sistema de control básico se sitúa en la placa electrónica principal, en la que los investigadores del ai2 han incluido también todo el sistema electrónico para sensores y comunicaciones de plataforma robótica. Asimismo, mediante la integración de un bus entre procesadores, MicroBiro puede incorporar un sistema de adquisición y procesamiento de imágenes.

El trabajo de los investigadores de la Politécnica se centra ahora en dotar al robot de sistemas de visión artificial binocular –con dos pequeñas cámaras- de modo que sea capaz de identificar objetos en su entorno y dirigirse hacia ellos. “Nuestro objetivo es que sea capaz de ver e interpretar las imágenes de forma similar a como lo hacen los humanos”, apuntó Juan Francisco Blanes.

Asimismo, los investigadores del ai2 están desarrollando un módulo de comunicación inalámbrica y un avanzado sistema de sensores de planta de pie para percibir cómo pisa el robot con el objeto de mantener la estabilidad.

MicroBiro fue una de las sensaciones de las XXVIII Jornadas de Automática celebradas el pasado mes de septiembre en Huelva. El robot diseñado y desarrollado por los investigadores de la UPV se clasificó en tercer lugar en concurso CEABOT organizado dentro de estas jornadas. Al igual que el resto de robots participantes, superó una primera prueba que consistió en una carrera cronometrada, y una segunda de “sumo” entre robots.

MicroBiro fue el único de los robots participantes íntegramente desarrollado por un equipo de investigadores. Ahora, los expertos del ai2 se han marcado un nuevo reto: participar con un equipo de varios robots de una nueva generación en la edición 2009 de la “Robocup”, el mundial de fútbol de robots que se celebra cada año.

------

Más información:

Puede ver un vídeo de MicroBiro aquí.

Fuente: UPV
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Ninguna gafa hace ver nuevos colores a los daltónicos, según un análisis computacional

Usando simulaciones por ordenador, investigadores de la Universidad de Granada han comprobado que algunos filtros de color aumentan ligeramente los colores que se pueden discernir, pero la mejora es insignificante y el incremento no hace que las personas daltónicas perciban el mismo número de colores que las que no padecen este trastorno.

Alt de la imagen
Radiografías de tórax para detectar la COVID-19

Usando un algoritmo de inteligencia artificial, dos estudiantes de ingeniería han desarrollado un modelo que reconoce una infección por coronavirus con hasta un 97 % de precisión en radiografías torácicas. La herramienta está disponible on line para ayudar a los profesionales sanitarios en su diagnóstico de pacientes.