Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Investigadores destacan la escasa representación de las mujeres en los informativos televisivos

Un estudio del Centro Interdisciplinario de Investigaciones Feministas y de Estudios de Género de la USC, dirigido por la profesora Rita Radl Philipp, recoge que los informativos televisivos actuales ejercen "violencia simbólica” contra las mujeres a través de su escasa representación.

La presenatdora de TVE, María Escario. Foto: RTVE.

Un trabajo del Centro Interdisciplinario de Investigaciones Feministas y de Estudios de Género de la USC, dirigido por la profesora Rita Radl, destaca la escasa representación de las mujeres en los informativos televisivos.

El estudio, en el que colaboraron los profesores Ana María Puerto y Jorge García, cogió como muestra los informativos de la televisión autonómica gallega aunque, en la actualidad, ya se analizan noticias de medios nacionales.

La investigación apunta que ellas sólo aparecen en un 50,7 por ciento de las informaciones analizadas, en las que sólo hablan en el 16,5 por ciento. Por el contrario, el medio televisivo favorece la imagen del género masculino mediante una mayor representación. Así, los hombres salen en los telediarios en un 88,3 por ciento de las veces, de las que se dirigen a la audiencia en un 52,3 por ciento.

Además, los contenidos televisivos ofrecen de forma dominante una realidad masculina, con “rasgos androcéntricos que impiden a las mujeres una identificación positiva, causa principal de esta violencia simbólica”, como indica la profesora Radl. Por ejemplo, argumenta, la violencia en función del género o contra las mujeres “apenas constituye un hecho importante en las noticias estudiadas”.

Mujeres, profesionales de la información

Entre los profesionales de la información, el estudio recoge que son mayoritariamente mujeres. Los telediarios son dirigidos por ellas en un 53 por ciento de las ocasiones, representando la codirección mixta el 27,4 por ciento mientras que los varones sólo se responsabilizan de una quinta parte.

La presencia de las mujeres en la edición también es notable, constituye un 45,5 por ciento de manera exclusiva y un 56 por ciento en equipos mixtos. En el campo de la realización y de la producción, ninguna trabaja en solitario pero sí formando parte de grupos donde representa un 97 y 86,3 por ciento, respectivamente. La presentación de los telediarios también cuenta con una mayoría femenina que en un 45,4 por ciento de las veces consiste en conducir el programa.

A pesar de este claro predominio de la mujer entre los profesionales de los informativos televisivos, los datos muestran “superioridad masculina” en cuanto a las imágenes y objetos de la información. Para la directora de este estudio, sorprende la no correlación “absolutamente negativa” entre el género de los presentadores y de los sujetos que constituyen el punto central de las noticias.

Fuente: Gabinete de Comunicación
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
ANÁLISIS
Estudios sociales: la brújula que nos guiará hasta el final de la pandemia

El 83 % de los españoles confía en la vacunación de la covid-19. Para mantener esa actitud, es preciso integrar el conocimiento de las ciencias sociales en el diseño de las medidas sanitarias y en su comunicación transparente y eficaz.

El 83 % de la población española confía en la vacunación contra la covid, 25 puntos más que en enero

Según los resultados de la tercera ronda de la Encuesta de Percepción Social de aspectos científicos de la covid-19, cuatro de cada cinco españoles se vacunarían —o ya lo han hecho— con alguna de las vacunas tan pronto como les fuese posible. El principal obstáculo para quienes desconfían de estos fármacos es la creencia de que no son seguros.